5 Posturas de Yoga Poderosa que Todo Atleta debe Practicar

Yoga Poderosa

Un deportista bien formado en una especialidad y en una clase de yoga poderosa puede reunir unas cuantos miradas, pero él y su entrenador saben el secreto, el tipo de fuerza y flexibilidad ganada por una práctica regular de yoga le ayuda a desempeñarse mejor por ejemplo en el campo de fútbol.

Además, la práctica de yoga poderosa puede auxiliar a la recuperación ayudando a reducir el dolor muscular durante los momentos de intenso entrenamiento, según un estudio publicado en noviembre de 2004, si tu eres un profesional del tenis, gurú de golf, estrella de fútbol, el campeón de pista o un esquiador de slalom, hasta en tus juegos es bueno recibir beneficios físicos y mentales mediante la incorporación de las siguientes posturas en su régimen de entrenamiento.

Yoga Poderosa

 Postura de yoga poderosa de la paloma

Los instructores de fitness consideran a la postura o pose de la paloma o pichón como una de las mejores para los corredores porque alarga los flexores de la cadera, músculos del glúteo, del músculo periforme, los músculos de la parte baja de la espalda y de la ingle, todo lo cual puede apretarse golpeando repetidamente el pavimento.

Para hacerla comienza con las manos y las rodillas, coloca tu rodilla derecha hacia tu mano derecha, gira tu cadera derecha hacia afuera mientras trae tu pie derecho va a tu mano izquierda y extiende tu pierna izquierda hacia atrás.

Baja la tibia derecha y la cadera hacia el suelo, gradualmente extiende tu pierna izquierda de nuevo para encontrar más longitud en la pose.

Mantén tus caderas iguales y pon una almohada bajo tu cadera derecha para la ayuda sino puedes colocarte de buena manera al piso.

Nunca te fuerces a estirar más allá de lo que tus caderas permitan, pero deja que la gravedad jale tu peso corporal hacia abajo en la postura, mantén la postura durante 30 a 60 segundos y luego cambia de lado.

 Postura del triangulo

Cada atleta en el mundo puede beneficiarse de esta postura, afirman los terapeutas de yoga.

La postura de triángulo ayuda a alargar el cuerpo lateral, que es especialmente beneficioso para los atletas cuyos deportes implican movimientos repetitivos unilaterales o rotaciones básicas, tales como béisbol, tenis, último disco volador y el golf.

Para hacerla, colócate de pie, y dar un gran paso hacia atrás con el pie derecho justo cerca de 1 metro, dependiendo de tu altura.

Mantén derecha la espalda y el pie derecho 90 grados fuera y mantén tu pie delantero  izquierdo apuntando hacia delante, alineando el talón delantero con el arco de tu pie trasero.

Levanta los brazos perpendiculares al suelo, desliza el torso hacia adelante y la inclinación de los brazos, apoyando tu mano izquierda sobre tu espinilla izquierda, mantén el cuadriceps contraído y la columna vertebral alargada, mantén la posición de 30 a 60 segundos y cambie de lado.

Yoga Poderosa

Postura del camello

Los ciclistas pasan mucho tiempo en una posición inclinada, que puede acortar los músculos del pecho, sentarse en una bicicleta durante horas al día también conduce a que los flexores de la cadera estén apretados así como los músculos abdominales.

La postura de yoga poderosa del camello es una gran pose para todo el frente del cuerpo, ayudando a mejorar la postura y contrarrestar los efectos del ciclismo en la parte superior del cuerpo.

Para hacerla, debes arrodillarte con las rodillas a la distancia o separación de la cadera, presiona tus espinillas y la parte superior de tus pies en el suelo.

Coloca las manos en la parte inferior de la espalda con las bases de las palmas de las manos en los glúteos y los dedos apuntando hacia abajo.

Presiona a través de tu pelvis y comienza a inclinarte hacia atrás, extendiendo la columna vertebral, mantén el cuello en una posición neutral, la mayoría de la gente puede obtener un trabajo profundo aquí,  para tomarlo aun más profundo, alcanza tus manos atrás para agarrar la parte superior de tus pies.

Postura del árbol

La planta de los pies sufre una paliza en muchos deportes, pero la mayoría de los atletas dedican muy poco tiempo a estirarlos.

A pesar de que suena poco atractivo, con regularidad incluyendo la postura del árbol en su práctica puede ayudar a alargar los músculos plantares gruesos en el fondo de los pies, colabora con la lucha contra la fascitis plantar, que se produce cuando los músculos se contraen y se inflaman.

Para hacerla, comienza con arrodillarte en el piso con tus espinillas paralelas entre sí, estira los dedos de los pies por lo que sus talones deben estar apuntando hacia arriba y luego siéntate sobre tus talones.

Comenzar a sentir la tensión en las rodillas con ambos pies puede ser realmente insoportable para algunas personas, dicen los terapeutas de yoga poderosa.

En su lugar, recomiendan que coloque en las cuatro extremidades y extiendas una pierna a la vez detrás de ti, encogiendo los dedos de los pies de tu pie y presionarlos a todos en el suelo al mismo tiempo.

Yoga Poderosa

Postura de yoga Enhebrar la aguja

Si tienes las caderas apretadas y aún no puedes entrar en la postura de la paloma o pichón, puedes hacer la postura de yoga poderosa de enhebrar la aguja en su lugar.

Debido a que está en decúbito supino, o de hecho acostado sobre la espalda, es una manera espectacular de relajarte después de una sesión de entrenamiento extenuante.

Para hacerla, debes comenzar, acostándote sobre la espalda con las rodillas dobladas y los pies planos en el suelo, a la altura de la cadera.

Es importante llevar una alimentación saludable para conseguir realizar satisfactoriamente estas posturas y llevar una dieta sana ayuda, en mi opinión una alimentación con los frutos que nos ofrece la tierra es sensacional, pero no todo el mundo funcionamos de la misma manera, conocer algunas marcas ayuda, en herbalife precios que se ajustan a todos y con unos resultados explendidos.

Levanta tu pie derecho y traerlo a través de tu muslo izquierdo justo debajo de la rodilla, deja que tu rodilla derecha caiga hacia un lado para que su tobillo derecho esté descansando sobre tu muslo izquierdo.

Cierra tus manos alrededor de la parte posterior de su muslo izquierdo y tira suavemente de esa pierna hacia tu pecho, manteniendo tu espalda plana en el suelo, mantén la posición durante 30 a 60 segundos y a continuación cambia de lado.

 

Deja un comentario