Las 5 Mejores Posturas del Yoga para Niños

el yoga para niños ejercicios

Yoga para niños que importancia cobra este tema cuando se trata de nuestros hijos, los niños empiezan a estar conscientes de su propio cuerpo a partir de los 4 años de edad, ya que han ido aprendiendo a conocerse utilizando sus sentidos. Desde ese momento los niños están aptos para empezar a practicar yoga, lo cual les servirá para orientar su energía y reconocer su alrededor, además mientras a menos edad se empieza a practicar el yoga se pueden obtener mayores beneficios para el sistema respiratorio.

El gran secreto para que los niños centren su atención al practicar yoga, ya sea que lo hagan en compañía de adultos o que lo practiquen en clases de yoga especializadas para niños, se basa en que esta disciplina se imparta de una forma entretenida, lo cual se puede lograr añadiendo alguna canción, baile o cuento.

Por lo tanto, el yoga para niños siempre debe ser divertido en lo posible, para que así los niños lo consideren como una especie de juego, y a la vez es una gran manera para compartir tiempo en familia. Definitivamente el yoga es la disciplina ideal para que los niños se ejerciten para que fortalezcan su cuerpo y mejoren su flexibilidad a la vez que pasan un buen rato divirtiéndose.

Es importante resaltar que cuando se trata del yoga para niños no se implica ningún tipo de competencia, presión, y tampoco hay ningún ganador ni perdedor, lo cual es muy ventajoso para el niño debido a que esta actividad se desarrolla en un entorno positivo y no competitivo. Tampoco se realizan opiniones acerca de la manera de cómo el niño hace cada postura ya que la finalidad del yoga no es llevarlo a cabo perfectamente sino incrementar la fuerza y energía interior, y a haces que el niño crezca con un buen autoestima.

el yoga para niños beneficios

El yoga para niños como solución a los problemas infantiles

Si tu hijo padece de hiperactividad, y no está quieto ni un momento y por lo tanto piensas que no es posible que practique yoga, estás en lo incorrecto. El yoga es de gran utilidad para los niños que tienen este problema. Y aunque una gran característica de los niños hiperactivos es que se aburren muy fácil y rápidamente; sin embargo con el yoga se puede calmar a estos niños, sólo es cuestión de hacer ciertos intervalos en donde haya silencio en los ejercicios que han de realizar.

Con esto se hace referencia a que en un inicio el niño no va a tolerar estar en silencio y tranquilo por 5 minutos, lo cual es sumamente normal. Pero para mejorar esto lo más recomendable es que mientras esté haciendo las posturas de yoga, se tome 1 minuto de descanso entre cada una. Haciendo esto se verán notables cambios con el tiempo y el niño aguantará más tiempo en calma.

Mientras el niño vaya mejorando su aptitud para concentrarse se le hará más fácil centrar su atención en cosas específicas y sus probabilidades de que se distraiga por cosas insignificantes disminuirán.

También existen otros tipos de problemas infantiles que son muy comunes en la actualidad, entre ellos se encuentran el sobrepeso, el cual se puede prevenir con la práctica del yoga ya que el mismo promueve la actividad física. Por ende, si el niño hace ejercicios de yoga estará menos predispuesto a sufrir de sobrepeso y a padecer las consecuencias a las que tal problema conlleva.

Se sabe que la obesidad es originada por alimentarse mal y por el sedentarismo, y esto no solo le causa problemas de salud sino que también se pueden ver perjudicados en el ámbito social ya que son muchas las personas que juzgan a los obesos. Sin embargo si el niño ya tiene sobrepeso el yoga lo puede ayudar a gran escala, por los siguientes motivos: primero, hará que disminuya su peso para que disfruten de un estilo de vida más saludable, y segundo les fortalecerá la mente, haciendo que se vean menos afectados por comentarios negativos ajenos hacia su persona.

Además, en la actualidad con tantos avances tecnológicos que existen, los niños pasan gran parte de su día haciendo uso de diversos dispositivos como los moviles, computadoras, videojuegos, y esto hace que vayan perdiendo su capacidad para prestar atención prolongada a una cosa en específico, lo cual también puede afectar su aptitud lectores y por ende también a sus estudios.

Pero con el yoga para niños, logrará desarrollar su capacidad de concentración, centrar y conserva su atención sobre algo, y con el tiempo los mismos adultos podrán observar los notables cambios.

el yoga para niños ejercicios

Los ejercicios de yoga para niños más divertidos

A continuación te enseñaremos las diversas posturas del yoga para niños, que además de aumentar la fortaleza, flexibilidad y equilibro, también podrán divertirse bastante mientras los llevan a cabo:

1. La postura de la montaña:

  • El niño debe estar de pie, estirar la espalda y tener los pies paralelos mientras que a la vez saca el pecho.
  • Levantar los dedos de los pies, lo cual hará que sienta cómo las piernas se van fortaleciendo.
  • Luego tendrá que colocar las manos en el pecho de forma que se toquen ambas palmas para que así levante los brazos a un nivel más arriba de la cabeza.
  • Por último baja las manos y las coloca al lado del tronco.

2. La postura del árbol:

  • Primero el niño debe colocarse en la postura de la montaña, como se explicó anteriormente.
  • Trasladar la planta del pie derecho hacia la parte interna de la pierna izquierda, apoyándola en el muslo. Luego estirar los brazos hacia arriba que parezcan las ramas de un árbol
  • Después levantar las manos juntas hasta llegar por encima de la cabeza y estirar los brazos.
  • Hacer el mismo procedimiento pero con la otra pierna.

3. La postura del triángulo:

  • Separar las piernas hasta que los pies queden de forma paralela entre sí. Luego el girar el pie derecho hacia la parte externa y el pie izquierdo hacia la interna. Levantar los brazos en forma de cruz.
  • Luego estirar los brazos hacia los lados del cuerpo e reclinar el cuerpo hacia el lado derecho.
  • Con la mano derecha, bajarla hasta intentar tocar el tobillo del pie derecho.
  • Llevar a cabo las mismas instrucciones pero del lado contrario.

yoga para niños pdf

4. La postura del guerrero:

  • Empezar haciendo la postura de la montaña (explicada con anterioridad). Trasladar la pierna izquierda hacia atrás con un paso.
  • Flexionar la rodilla derecha y colocar a descansar ambas manos sobre tal rodilla.
  • Luego flexionar un poco más la rodilla y elevar los brazos y manos hacia arriba.
  • Finalmente, repetir el mismo procedimiento con la pierna restante.

5. Postura del gorila:

  • Primero el niño debe comenzar haciendo la postura de la montaña, la cual se explicó anteriormente.
  • Lentamente reclinar el cuerpo hacia adelante y abajo. Luego flexionar las rodillas y soltar la espalda de forma que quede libre sin presiones y hacia abajo, es decir que caiga con naturalidad por su propio peso.
  • Los brazos también deben soltarse. Después se tendrá que balancear de manera libre de un lado a otro.

Deja un comentario