Conoce las 2 Mejores Posturas de Yoga para Agrandar los Senos

Beneficios del yoga para agrandar los senos

El yoga es una disciplina muy conocida y practicada a nivel mundial y aunque en un inicio las personas solían practicarla con la finalidad de poder conseguir paz interiormente, hoy en día las finalidades por las cuales se practica el yoga son muy variadas y esto debido a la inmensa cantidad de beneficios que aporta hoy se utiliza el yoga para agrandar los senos.

De hecho, últimamente se han llevado a cabo variadas investigaciones en las cuales se llegó a la conclusión de que si se practica yoga es posible que se incremente el tejido de los músculos.

Por ende, no cabe duda alguna de que el yoga es una manera mediante la cual se puede naturalmente hacer una restauración de la salud de la persona, además de que también sirve para controlar los chakras y hacerte sentir bienestar general y aunque no lo creas, el yoga para agrandar los senos también te permite aumentar el tamaño del busto, y esto es un gran dato dado a que no necesitarás de ningún tipo de intervención quirúrgica para lograrlo.

Aunque realmente lo que se logra con el yoga es que corrijas tu postura y por consiguiente esto hará que tu pecho se levante y estés en la posición correcta, de esta forma el aspecto de tus pechos van a lucir de mayor tamaño.

El yoga para agrandar los senos y el aumento del busto

En la actualidad hay una gran cantidad de publicidad que trata del aspecto y la moda del momento y por supuesto en esos temas entran los pechos. Es completamente normal que las mujeres actualmente sientan preocupación o anhelen querer lucir un buen busto y con las dimensiones adecuadas y esto lo más probable es que ocurra a la gran importancia que tiene el físico hoy en día, además de que lucir bien físicamente también ofrece excelentes beneficios a la persona.

Como Practicar el yoga para agrandar los senos

Existen ciertas asanas del yoga para agrandar los senos que te permitirán aumentar el tamaño de tus pechos dado a que hacen que se incremente el volumen de los músculos mamarios. Específicamente los pectorales, los cuales se ubican por debajo de los pechos, esto se fortalecen con la práctica del yoga para agrandar los senos entonces esto significa que estarás generando músculos de manera tal que se levantará tu busto hasta la posición ideal haciendo al mismo tiempo que disminuya la caída de la piel.

Como se dijo con anterioridad, las mujeres tienden a pensar que unos senos de buen tamaño harán que la feminidad y hermosura sea mayor y por esto optan por hacerse intervenciones quirúrgicos y otros procedimientos que están destinados para incrementar el volumen de los pechos, además de que tales procedimientos tienen tanta popularidad.

No obstante, estos métodos pueden resultar ser bastantes costosos  además de que los beneficios o ventajas que puedes obtener de los mismos son mínimas comparadas a lo peligrosos que pueden llegar a ser además del dinero que debes gastar en ellos. La buena noticia es que hay regímenes alimenticios, masajes y rutinas de ejercicios que pueden ayudarte de manera natural a incrementar el tamaño de tu busto. El yoga es uno de los mejores aliados en este aspecto.

¿Por qué el yoga hace crecer el busto?

Existen determinados ejercicios de yoga para agrandar los senos cuyas posiciones que han de realizarse contribuyen a desarrollar los músculos y el tejido de las glándulas de los senos. Los músculos que se encargan de sostener los senos se fortalecen y tonifican al mismo tiempo mediante la realización de asanas de yoga.

Lo mejor de escoger el yoga como método para aumentar el tamaño de tus pechos es que el mismo te será de gran utilidad en diversos sentido ya que además de incrementar el volumen del busto sin precisar el uso del bisturí, al mismo tiempo te estarás relajando y liberando las tensiones y lo mejor es que no estarás corriendo el riesgo de sufrir por los efectos secundarios ya que el yoga no los tiene.

Beneficios del yoga para agrandar los senos

Asimismo, el costo del yoga no es para nada elevado y gastarás mucho menos si lo practicas en tu propio hogar, aunque claro los precios pueden variar según el sitio donde lo practiques. Sin embargo lo que gastarás en el yoga es nada comparado a lo que gastarías en un procedimiento quirúrgico.

Posturas de yoga para aumentar el tamaño de los pechos

Bhujangasana

A esta postura de yoga también se le llama ‘la cobra’. El propósito más importante de esta asana es el fortalecimiento de los músculos cuya función es ser el soporte de los senos y con esto lograr que los senos incrementen su volumen.

Para llevar a cabo esta postura deberás acostarte boca abajo en el suelo con tus piernas rectas por completas y las palmas de tus manos tienen que apoyarse sobre el suelo. Al mismo tiempo tus codos tienen que estar en una dirección hacia la parte de atrás. Luego tienes que relajar tu cuerpo y elevar lentamente el cuello, la parte de arriba de tu espalda y tus hombros.

Ten en cuenta que cuando elevas la parte de arriba de tu cuerpo, tus brazos estarán soportando gran parte de tu peso. Cuando llegas al punto máximo, tienes que elevar tu cabeza todo lo que esté en tu capacidad y arqueándote un poco pero manteniendo la pelvis apoyada en el suelo. Esta postura deberás mantenerla por 20 segundos y hacer 5 repeticiones. Luego a medida que te vayas a adaptando a esta postura podrás incrementar el tiempo de duración.

 Mejores Posturas de yoga para agrandar los senos

Gomukshasana

El Gomukhasana, conocido también como postura de la vaca, es muy útil en el aumento del volumen de los senos ya que ayuda a desarrollar los músculos de estos.

Para ejecutar esta postura tienes que sentarte en un posición de loto y extendiendo completamente tus piernas. Luego tienes que flexionar la rodilla derecha y procurar que el talón de esa rodilla alcance la parte derecha de la cadera, posteriormente flexiona la rodilla izquierda y tienes que agarrarla y colocarla arriba del muslo de la pierna contraria (lo máximo posible) siempre y cuando no sientas molestia alguna. Es importante que alinees tus rodillas de manera tal que esté una arriba de la otra.

Deberás mover los pies para que estos se confronten y al mismo tiempo tu brazo derecho tienes que doblarlo por encima de tu hombro y la espalda. Tu brazo izquierdo muévelo hasta llegar debajo de tu hombro. Después tienes que doblar los dedos y cerrarlos de manera tal que tu mano izquierda se entrelace con la mano derecha. Esta posición deberás conservarla por 20 segundos e invertir la posición de los brazos y piernas, haz 5 repeticiones de esta asana.

Deja un comentario