Yoga Facial: Grandes Beneficios que no te Puedes Perder

ventajas del yoga facial

Existe una manera muy sencilla y entretenida para lucir un rostro mucho más atractivo y al mismo tiempo disminuir la aparición de arrugar y lograr la tonificación de la piel. Así es, todo esto es posible con el yoga facial el cual se basa en la realización de determinados ejercicios del rostro, así poco a poco irás tonificando la cara para evitar la flacidez, que es un gran problema en los rostros que no te hace lucir muy bien.

El yoga facial se basa en una mezcla de diversas posturas de yoga, ejercicios faciales y masajes. Es importante tener en cuenta que los ejercicios que se llevan a cabo cuentan con movimientos del rostro y expresiones del mismo.

Son ejercicios bastantes sencillos, y contribuirán a que hagas uso de los músculos de la cara, obteniendo de esta forma resultando muy positivos, y lo mejor de todo es que no requerirás esforzarte mucho para poder lograrlos, ya que muchas personas no son muy amantes de hacer ejercicios por tiempos prolongados, pero con el yoga facial no tendrán problema ya que sus sesiones diarias son relativamente cortas.

Cada resultado se irá notando gradualmente, serán notables en cuanto a que tus músculos del rostro estarán más relajados y que tu piel tendrá firmeza y tonificación.

 Es fundamental saber que la cara está conformada por aproximadamente 60 músculos los cuales pueden tonificarse de igual manera que se hace con otros grupos musculares del cuerpo.

Un ejercicio que no requiere mucho tiempo diario

Estos ejercicios son aptos para todas las personas, por lo que sea quien sea sin importar el género o la edad podrán llevarlos a cabo sin ningún tipo de problema y lo único que necesitarás son alrededor de 15 minutos diarios; puedes hacerlo mientras estás en el auto, en frente de un espejo, viendo la televisión, etc.

mejores ejercicios de yoga facial

Asimismo, jamás será demasiado tarde para que empieces a ejercitarte, por lo que la edad no será impedimento alguno para que tonifiques tus músculos con el yoga facial. Es sumamente grandioso trabajar el rostro, y con ejercicios muy simples que te harán sentir muy bien y lucir de maravilla.

La respiración también juega un papel crucial en el yoga facial, inclusive se considera que las personas a diario no respiran como es debido. Por ende, es esencial sincronizar y centrar la atención en la respiración al mismo tiempo que se están realizando los ejercicios del yoga.

Cada ejercicio precisa de una buena respiración, de que estés relajado tanto a nivel físico como mental.

Está comprobado que puedes mejorar la apariencia de tu rostro sin que tengas que dedicar mucho tiempo a esto, con tan solo 15 minutos algunos días a la persona, y complementando los ejercicios con algunos masajes en el rostro, podrás ir notando los grandiosos resultados.

No lo dudes más, y anímate a practicar yoga facial, solo tendrás que seguir una rutina de ejercicios predeterminada regularmente a la semana, y así mejorarás el aspecto de la piel de tu rostro y de tu rostro en general.

Los beneficios del yoga facial

Son varios los beneficios que aporta la práctica del yoga facial, pero principalmente te brindará bienestar y esto es algo que es excelente para tu cuerpo en general. Entre los beneficios del yoga facial podemos encontrar:

  • Disminuye el estrés, el cual es uno de los causantes de que aparezcan arrugas y líneas de expresión.
  • Hace que la piel luzca más joven.
  • Tu piel se vuelve más elástica y luce más viva.
  • Los músculos del rostro y del cuello se fortalecen, lo cual previene la flacidez.
  • Tu cara empieza a volverse más expresiva y se reducen las líneas de expresión, esto significa que podrás hacer expresiones con tu cara sin que estas dejen marca.
  • Evita que aparezcan patas de gallo, fortalece a los párpados.
  • Fortalece a tus pómulos levantándolos al mismo tiempo. El levantamiento de pómulos aunque no lo parezca es algo que puedes lograr sin la necesidad de alguna intervención quirúrgica.

ventajas del yoga facial

  • Tus labios lucirán con más fortaleza, de igual manera que sucede con los pómulos, sin inyectarte ni operarte.
  • Optimiza la circulación sanguínea del rostro, en general los ejercicios son buenos para que la sangre circule mejor; por ende los del rostro no se quedan atrás y te beneficiarán una zona que es visible para todos.
  • Tu piel se regenera con mayor rapidez, logrando un lapso de regeneración de aproximadamente 30 días. Con el transcurrir de los años la regeneración demora más tiempo y no se lleva a cabo con tanta efectividad, pero con la realización de yoga facial es posible contrarrestar esto, haciendo un lado a células del rostro que ya no se necesitan.

 

Los mejores ejercicios de yoga facial

  • Mejillas: Coloca tus manos (excluyendo el pulgar) en tus mejillas, específicamente en donde se encuentra la unión de los músculos con cada maxilar. Deberás contraer tu mandíbula haciendo presión en dicha zona. Luego tienes que inspirar, y al momento de soltar el aire intenta mover los labios, músculos y tu rostro hacia adelante, al mismo tiempo debes bloquear los músculos maxilares con las manos.
  • Labios superiores: Coloca cada pulgar en la parte de abajo del labio superior, en la zona del medio. Luego toma aire, estando ya listo para que en la exhalación presiones los pulgares en tus encías. A la vez debes llevar el labio superior hacia el frente con sus músculos. Este procedimiento lo deberás repetir 5 veces.
  • Arrugas verticales: Tus dedos corazón, meñique y anular de tus dos manos ponlos en la zona de arriba de la frente, justamente en la línea en donde empieza a crecer el cabello. Posteriormente tienes que contraer hacia arriba y hacia abajo cada músculo de la frente, complementando estos movimientos con los dedos mencionados. Este ejercicio precisa que lo repitan 10 veces.

beneficios del yoga facial

  • Mentón: Este ejercicio es muy bueno para evitar la aparición de papada, solo tendrás que colocar tus manos cruzadas encima del pecho, y luego mover el mentón hacia arriba, generando la mayor tensión que sea posible. Luego de que estés en esa postura, gira la cabeza hacia ambos lados conservando la tensión. Haz 10 repeticiones de este ejercicio.
  • Cejas y párpados: Tienes que inspirar manteniendo los ojos muy abiertos y con la cabeza recta. Posteriormente al exhalar, eleva lo máximo posible a tus cejas. Cuando no tengas aire en tus pulmones, mantén tal postura por 5 segundos. Repite estos pasos 10 veces.

Deja un comentario