Prana Yoga: Conoce Todo sobre esta Practica

En que consiste el Prana yoga

El Prana yoga como energía universal no solo se enfoca dentro de los canales sutiles de tu cuerpo, sino a su alrededor. A través del yoga puedes explorar cómo sentir y dirigir conscientemente el Prana en el cuerpo, la respiración y el entorno que te rodea.

Cuando se trata del Prana, puede ser algo difícil de entender porque no se ve, sin embargo se siente. Mediante una conciencia más clara de lo que es el Prana y lo que no es, es posible que te conectes más estrechamente con su energía. Cuando te conectas, lo haces con el mundo que te rodea y con tu verdadero ser.

En cuanto al yoga Prana, aunque el Prana está relacionado con la respiración, no es la respiración en sí. Se basa en una energía que pulsa a través del cuerpo a lo largo de una red de canales sutiles, similar al sistema nervioso central. Los canales sutiles conectan el cuerpo y la mente y actúan como un conducto para la energía.

Entonces, el Prana yoga es energía, vitalidad, poder. Es el fundamento y la esencia de toda la vida; la energía y vitalidad que impregna todo el universo. Prana fluye en todo lo que existe.

Además, Prana yoga es el vínculo de conexión entre el mundo material, la conciencia y la mente y esto es lo que hace posible la vida en el nivel material. El Prana regula todas las funciones físicas, por ejemplo, la respiración, el suministro de oxígeno, la digestión, la eliminación y mucho más.

La función del cuerpo humano es muy similar a un transformador, que recibe energía del Flujo Universal del Prana, distribuye esa energía y luego la elimina. Si una persona o una habitación tienen una vibración sana y armoniosa podría decirse que hay un buen Prana. La enfermedad, por otro lado, perturba o bloquea su flujo.

Como practicar Prana yoga

A medida que desarrollas la capacidad de controlar el Prana, ganas armonía y salud, tanto del cuerpo como de la mente. Adicionalmente, esto con una práctica larga y constante conlleva a una expansión de la conciencia.

El Prana Yoga a través de los años

Hay más de 3000 años de referencias al Prana que trascienden las culturas y las tradiciones espirituales. Prana es un pilar de las tradiciones hindú, ayurvédica, hatha yoga y yoga tántrico, pero referencias similares a la ‘fuerza vital’ se ven en el Principio Chino de Chi, Antiguo Anima Romano, Pneuma de la Antigua Grecia, Ruh de la tradición islámica, Ruah de la tradición hebrea y el Espíritu Santo cristiano.

Sol, luna y canales centrales

Si bien cada persona tiene un cuerpo en forma física, también se tiene un cuerpo sutil o enérgico. El cuerpo sutil, que se puede comparar con el aura, se extienda más allá del cuerpo físico. Esto es lo que hace posible que las personas intuyan la energía de otros.

El sistema nervioso central del cuerpo sutil es una red de canales, compuesto por un canal central principal, dos canales laterales principales, el sol y la luna, y, según la tradición, 72000 o más canales más pequeños.

Sentir el Prana en el cuerpo

Físicamente, en una clase de yoga, a medida que el Prana se mueve más libremente, puedes sentir una carga eléctrica que atraviesa el cuerpo. Cuando sientes escalofríos o un presentimiento estás respondiendo al Prana y al sexto sentido del cuerpo sutil.

También se puede reconocer lo que hace el Prana al observar la respiración. Cuando la electricidad del Prana corre por el canal lateral derecho, por ejemplo, sale por la fosa nasal derecha. En estos momentos el lado izquierdo lógico del cerebro es el más activo. Cuando la fosa nasal izquierda está activa, domina el lado creativo y derecho del cerebro.

Normalmente, una fosa nasal u otra es dominante, cambiando aproximadamente cada hora. Cuando has alcanzo un estado de nirvana, samadhi o absorción completa en la meditación, finalmente respirarás por igual en ambos lados de la nariz, la energía ya no fluirá a través de los canales laterales.

En que consiste el Prana yoga

Una manera fácil de conectarte con el Prana es notar las sensaciones sentidas relacionadas con la respiración.

No es casualidad que se relacione el aliento inhalado con la felicidad, una mayor energía y sentimientos dispersos y vibrantes.

La exhalación se relaciona con la tristeza, la decepción y el soltar. Este ciclo de felicidad y tristeza, siempre cambiante e impermanente, es el ciclo en el que existes mientras sigues respirando.

Prana yoga y la meditación

A medida que el yoga empuja, jala y mueve los vientos internos hacia el canal central a través de medios físicos, la meditación hace lo mismo a través de la influencia de la mente.

Los textos clásicos indican que los pensamientos montan al Prana como un jinete sobre un caballo. Por lo tanto, es posible usar pensamientos intencionales para guiar al Prana hacia el centro mientras el jinete guía al caballo.

Con la meditación y el pranayama, se aprende a controlar el flujo de la respiración. Muchas personas han notado que cuando la meditación está agitada, la respiración también lo está. Cuando la meditación está tranquila, descansando, la respiración apenas se nota.

Dado que la mente, el Prana, los pensamientos y la respiración están interconectados, todos pueden cambiar al enfocarte en alguno de ellos.

Beneficios del Prana yoga

¿En qué consiste el pranayama?

Una de las ocho extremidades del yoga, pranayama o control de la respiración, utiliza ejercicios de respiración para manipular el Prana como una herramienta adicional junto con la asana, las posturas físicas o la meditación.

Las técnicas de pranayama ayurvédico ayudan a curar enfermedades y a mantenerte físicamente saludable. Existen técnicas de pranayama para aumentar la energía, calmar la energía, calentar el cuerpo y despejar la mente.

A través de la combinación de asanas, meditación y pranayama, la energía Kundalini latente o Prana en la base de la columna vertebral viaja hacia arriba mediante el canal central y sale del chakra de la corona, llevándote a la iluminación.

Esto también ocurre en el momento de la muerte consciente, dado a que el Prana se dirige primero al chakra del corazón y luego se expulsa del cuerpo a través de la coronilla.

Deja un comentario