4 Posturas de Yoga más Difíciles de Realizar que Debes Manejar

Beneficios de las posturas de yoga mas difíciles

Existen posturas de yoga mas difíciles que otras y el yoga sin lugar a dudas es una las disciplinas más completas que existen, además de que brinda muchos beneficios, entre ellos la tranquilidad y la simetría en los diferentes niveles, los cuales el mental, el espiritual y el físico. De igual forma, te permite estar en forma dado a que con su práctica es posible tonificar el cuerpo; y otra gran cantidad de beneficios.

El Yoga se fundamenta principalmente no solo en buscar una armonía entre la consciencia y el espíritu, sino que también las posturas de yoga mas difíciles o asanas son de gran importancia en la práctica del Yoga para lograr tal simetría en la persona; además estas son crucial para la búsqueda del ‘yo’ interior y poder comprender a nuestro organismo.

Cabe destacar que según la modalidad de yoga que se practique dependerá las posturas de yoga más difíciles o asanas que deban realizarse, las cuales pueden variar su nivel de dificultad, y que algunas aunque parezcan muy simples al solo observarlas pueden resultar más difíciles de lo que parecen al momento de llevarlas a cabo.

Como hacer las posturas de yoga mas difíciles

Además, cada postura tiene una razón de ser y una finalidad, y por lo tanto si eres nuevo en el mundo del Yoga y no te atreves a intentar a hacer las posturas de yoga mas difíciles porque te resultan un poco arriesgadas, pues eso no es motivo para que no lo intentes ya que es cuestión de práctica y por ende en cierto tiempo podrás dominar hasta las posturas de yoga mas difíciles si la practicas con frecuencia.

Aunque hay personas que son más flexibles y tienen más capacidad de realizar determinadas posturas y por ende les parecen un poco más fáciles de ejecutar.

Lo más probable es que alguna vez hayas visto a alguien realizar una de las posturas de yoga mas difíciles o que sean bastante complicadas hasta el punto de preguntarte ¿Cómo es posible que haga eso? Sin embargo, sí es posible hacerlo practicando y siendo constante para así superar a la dificultad de la asana.

Y a lo mejor te surge otra gran pregunta muy común ¿De verdad puedo acondicionar mi cuerpo para que sea capaz de realizar esa asana? Esa es una pregunta que la mayoría de las personas deberían realizarse cuando van a empezar a practicar una postura ya que es un comienzo positivo. Además, el Yoga no es una competición y por ende no debes superar a nadie sino ir a tu nivel e ir avanzando a tu propio ritmo.

Cuales son las posturas de yoga mas difíciles

Las posturas de yoga mas difíciles

El yoga está compuesto por diversas posturas, las cuales son variadas en cuanto al nivel de dificultad además de que ese nivel también puede variar para cada persona según sus capacidades física. El yoga debe practicarse de manera progresiva, por ende primero deben dominarse las posturas más simples y después empezar a practicar las más complicadas. Entre las posturas más difíciles del mundo yogui se encuentran:

Visvamitrasana

Es una postura que suelen practicar quienes ya tienen cierto conocimiento y tiempo de práctica en el yoga. De hecho es considerada como una de las posturas más agotadoras ya que es bastante compleja, inclusive a quienes dicen que es imposible hacerla. Para realizar esta postura deberás colocar una pierna hacia atrás y con el brazo de abajo tienes balancearte a la vez que tu torso y el brazo que tienes abajo están hacia un lado. La pierna que se encuentra adelante tienes que estirarla hacia un lado a la vez que conservas tu pie de adelante en la misma dirección que tu brazo de adelante.

Postura del pavo real

Es una postura con un nivel de dificultad bastante alto, y hasta los médicos advierten que las personas deben ser muy cuidadosas a la hora de llevarla a cabo, de hecho se recomienda que esta postura solo sea hecha por personas profesionales del Yoga. Cuando realizas esta postura, un gran porcentaje del peso de tu cuerpo es apoyado en tus muñecas y en los codos. Luego las palmas de tus manos estarán sobre el suelo y los dedos de tus manos deberán estar en dirección hacia tus pies, posteriormente tus codos tienes que apoyarlos en tu abdomen para que balancees tu cuerpo encima de tus codos teniendo las rodillas flexionadas hacia un lado. De manera lenta tienes que extender tus piernas hacia atrás de manera que queden niveladas con el piso.

Postura del árbol hacia abajo

Para realizar esta postura debes contar con un buen equilibrio ya que debes colocarte boca abajo con las piernas extendidas y mantener el equilibrio con las manos. De hecho, para poder realizarla deberás primeramente poder dominar otras posturas. Para empezar a realizar la postura del árbol hacia abajo tienes que acostarte boca arriba y con las piernas extendidas, luego elévalas hasta que se encuentren apuntando hacia arriba formando un ángulo de 90 grados. Luego eleva la parte de atrás de tus caderas para que se alineen con tus piernas y haz uso de tus hombros como si fuesen un soporte para que puedas levantar la espalda y así tu cuerpo se encuentre verticalmente posicionado mientras extiendes los brazos. Todo el peso corporal debe apoyarse en las manos para que después bajes de manera suave las piernas y nuevamente formen un ángulo de 90 grasos.

Beneficios de las posturas de yoga mas difíciles

Postura de la paloma

Esta postura también es conocida bajo el nombre del ‘Rey paloma con una sola pierna. Es considerada por muchos de los profesionales del yoga como una postura de complejidad avanzada. Para poder dominar esta postura se precisa de bastantes horas de práctica, además de que también deben dominarse otras posturas de la rama de las palomas para que sea posible dominar estar. Para empezar a llevar a cabo esta postura debes iniciar dividiendo arqueadamente tu torso hacia la parte de atrás e inclinar tu cabeza desde la zona del cuello y en toda su amplitud. Debes hacer uso de las dos manos para que así sostengas el pie hacia la parte de atrás y luego llevarlo hacia arriba sosteniendo al mismo con la parte de arriba de la cabeza.

Deja un comentario