4 Posturas de Yoga para Aliviar el Dolor de Cabeza Exitosamente

Yoga y dolor de cabeza

El dolor de cabeza es una molestia que se presenta valga la redundancia en la cabeza, el cuero cabelludo y hasta en el cuello. Generalmente es ocasionado por motivos que no representan ningún peligro, aunque claro hay casos en los que sí se debe prestar atención porque la cuada puede afectar la salud de la persona.

Las personas que padecen mucho de dolores de cabeza, pueden solucionar ese problema realizando algunas modificaciones en su manera de vivir, haciendo actividades que las relajen, y excepcionalmente tomando medicamentos.

La gran mayoría de las personas del mundo han experimentado por lo menos una vez en sus vidas dolor de cabeza, de hecho son muchos los que acuden a donde un médico por este motivo, convirtiéndose así el dolor de cabeza una de las primeras razones a nivel mundial de visita al médico, sobre todo con médicos neurólogos.

 Los síntomas y causas del dolor de cabeza

Cada persona experimenta de manera distinta los dolores de cabeza, convirtiéndose así en algo subjetivo que está asociado personalmente con cada paciente, por lo que lo síntomas son muy variados.

La medida y el tipo de dolor de cabeza dependen también de la parte emocional y del cómo afecta esta molestia a las actividades cotidianas, tales como ir al trabajo, socializar, estar en familia.

Yoga facial dolor de cabeza

En la mayoría de los casos las personas acuden a donde un médico porque ya no toleran la dimensión del dolor de cabeza ya que este no les permite desenvolverse normalmente para realizar sus actividades.

El médico al momento de evaluar, debe elaborar un historial médico y llevar a cabo los exámenes necesarios. La finalidad de esto es determinar el motivo del dolor y así saber cuál es el mejor tratamiento para el mismo. Es de suma importancia conocer la diferencia entre padecer dolor de cabeza sin ninguna causa que sea peligrosa y el dolor de cabeza cuyo motivo puede representar un gran problema para la salud, este último suele ser producto del padecimiento de alguna enfermedad.

Entre las causas más comunes del dolor de cabeza se encuentran:

  • El estrés: Es de las causas más usuales de gran cantidad de dolores de cabezas, sobre todo aquellos que están asociados a la tensión o a la migraña. Lo bueno es que hay una diversas enorme de formas con las que puedes disipar los dolores de cabeza que tienen esta causa, tal como hacer yoga, meditar, relajarse y hacer ejercicio.
  • No dormir bien: Dormir la cantidad de tiempo adecuada es de gran importancia, por lo que se recomienda dormir alrededor de 8 horas diarias, aunque esto también irá variando con el transcurrir de los años y la energía que deba gastar cada persona en su vida cotidiana. Asimismo, igual es fundamental que el sueño no sea interrumpido.
  • No tener un horario adecuado para comer: Pasar mucho tiempo sin comer es posible que te produzca dolores de cabeza debido a que las reservas de azúcar en la sangre disminuyen y estas son esenciales para poder conservar activo el metabolismo. Esto conlleva a que se liberen hormonas muy parecidas a las que se liberan cuando la persona está estresada. Por ende se sugiere que cada 4 horas consumas una porción pequeña de comida.
  • Tener mala postura: Cuando una persona tiene una mala postura, hace que la tensión se vaya acumulando en los músculos ubicados en el cuello, hombros y la cabeza; y esto con el tiempo genera un dolor de gran intensidad debido a que los músculos se contraen. Para que esto no ocurra es crucial que seas cuidadoso con tu postura, especialmente cuando te sientas; además también es recomendable que hagas actividad física regularmente ya que así tus músculos se fortalecen y mejoran tu postura.

Yoga y dolor de cabeza

El yoga y su efectividad para tratar el dolor de cabeza

Hoy en día las personas suelen tener una vida muy ajetreada y llena de estrés, cansancio; añadiendo que por distintos motivos deben estar en frente de un computador mucho tiempo. Por esto es bastante común que las personas una que otra vez padezcan de dolor de cabeza, inclusive lo padecen con mucha frecuencia. No obstante, hay posturas del yoga que cuando se complementan con una correcta respiración realizada tranquila y conscientemente, terminan siendo una gran solución para esta molestia, y lo mejor de todo es que no necesitas acudir a los típicos medicamentos para tratarlo.

Cuando tengas dolor de cabeza, es importante que no realices actividad física de mucha intensidad, con música a un volumen muy elevado y/o en lugares que sean muy cerrados y no se puedan ventilar bien. Sin lugar a dudas, el yoga es una excelente opción debido a que cuando respiras profunda y conscientemente tu cerebro se oxigena, y cuando realizas asanas invertidas conllevan a la activación de la circulación de la sangre, por lo que se aclare tu menta y mejora también tu concentración.

Las mejores posturas de yoga para aliviar el dolor de cabeza

  • Viparita Karani: Debes acostarte boca arriba, apoyando tus glúteos en una pared. La zona inferior de las piernas tienes que encontrarse igual contra la pared de manera tal como se si trata de que estuvieses acostado en el suelo realmente, haciendo así una forma de L.
  • Savasana: Todo tu cuerpo debe estar apoyado sobre el suelo. Luego tienes que estirar tus brazos y piernas de manera cómoda y relajada formando una X. Si te llega a incomodar esta postura, puedes hacer uso de una almohada debajo de tus rodillas.
  • Balasana: Deberás arrodillarte inclinando tu cuerpo por encima de tus rodillas, posteriormente tienes que colocar tus manos en el piso encima de ti y tus palmas deben estar en dirección hacia abajo.

Yoga contra el dolor de cabeza

  • Postura del perro boca abajo: Pon tus manos y las puntas de tus pies de manera firme y apoyándolos en el suelo, presionando tu cadera en el aire. Es importante que dejes poca distancia entre tus manos y pies. Extiende por completos tus brazos y haz presión en el pecho en dirección hacia el suelo.

¿Sabes qué es el Beer Yoga y sus Maravillosos Beneficios?

Características del Beer Yoga

Últimamente el yoga se ha convertido en una actividad bastante popular, lo cual lo convierte en una de las disciplinas más practicadas a nivel mundial. Y ahora llega una nueva modalidad del Yoga, denominado como Beer Yoga, y como su nombre lo indica está asociado con la cerveza y se basa prácticamente en el consumo de cerveza mientras se practica yoga.

Según muchos expertos, esta innovación puede resultar muy beneficiosa a nivel mental, corporal y también en el alma. El Beer Yoga tiene su origen en Alemania, y fue diseñado con la finalidad de que los amantes de la cerveza no tuviesen la necesidad de dejarla para practicar yoga.

De igual manera, así el momento de entrenar se hace más grato ya que en cada movimiento que se va realizando se toma un poco de cerveza. Puede que esto resulte bastante entretenido para los practicantes, pero vas mucho más allá que esto ya que la sensación placentera que genera el hecho de beber cerveza hace que la persona pueda concentrarse más.

  Beneficios del Beer Yoga

Por lo tanto, no creas que no es posible vivir una vida saludable en donde consumas cerveza ya que hoy en día con el Beer Yoga sí es posible.

¿De qué consta el Beer Yoga?

Este tipo de yoga se sale de lo convencional, siendo inclusive hasta muy polémico ya que el hecho de agregar alcohol a una práctica como esta no es para nada usual. Cabe destacar que además de permitir el consumo de cerveza mientras se practica yoga, también se hace uso de la botella en sí para hacer las distintas posturas.

De esta manera es posible atraer a aquellas personas que les encanta ir a establecimientos a beber y motivarlos a que realicen actividades productivas que vayan más allá del consumo de alcohol. Inclusive, esta disciplina pueden empezarla a practicar las personas desde que tienen 16 años de edad y así hacer una combinación entre el alcohol y la filosofía del yoga.

Para practicar esta modalidad del yoga no es necesario que hayas practicado antes yoga, lo único que necesitas para empezar a practicarlo es que te guste la cerveza por supuesto. En cada sesión irás aprendiendo nuevas asanas en las cuales en la mayoría deberás hacer equilibrio con la botella de cerveza en tu cabeza. La duración de cada clase es de una hora y a pesar de tener poco tiempo de haber salido esta práctica, son muchas ya las personas que han optado por practicarla.

Características del Beer Yoga

Es fundamental saber que tanto el yoga como la cerveza son consideradas como unas especies de terapias que se han ido implementando desde hace miles de años atrás, y la unión de ambas resulta como algo reconfortante para quienes lo practican.

Las características del Beer Yoga

Las sesiones del beer yoga se basan mayormente en el equilibrio, ya que es fundamental para las asanas que se deben realizar. También se caracteriza por el alto nivel de sociabilidad que tienen los practicantes en esta modalidad de yoga, por lo que podría decirse que las personas podrán enriquecerse socialmente más que concentrarse, además de que las posturas que se realizan son muy peculiares, teniendo en cuenta que tendrás que ser muy cuidadoso para que no se te caiga la botella de cerveza.

 

No obstante, los amantes del yoga difieren un poco en cuanto al Yoga Beer ya que con este tipo se tiene un objetivo que apunta más hacia el entretenimiento mientras realizas movimientos y bebes cerveza.

No cabe duda alguna que tener buena figura, ejercitarse y al mismo tiempo consumir alcohol puede ser el sueño de muchos, y lo mejor de todo es que ya es toda una realidad. Asimismo, está claro que si una persona en la punta de la esterilla  en donde se va a estirar tiene una cerveza, se verá más motivada a estirarse para poder beber un trago de ésta.

Otro dato muy interesante es que este tipo de yoga no fue diseñado para practicarlo con mucha frecuencia, solo es para hacerlo con determinada regularidad. De hecho, los creadores del Beer Yoga recomiendan que solo se haga una sesión de esta disciplina a la semana.

De qué consta el Beer Yoga

Beneficios del Beer Yoga

Para poder determinar los ejercicios del Beer Yoga, se debe llevar a cabo una especie de unión entre los beneficios del yoga y los de la cerveza. Por lo que los beneficios de esta disciplina vendrían siendo los siguientes:

  • De igual manera que en el yoga convencional, practicar Beer Yoga puede resultar bastante beneficioso, a pesar de que hayan muchas opiniones contrarias al respecto; uno de los beneficios que más destaca es que se potencia la fuerza de la unión existente entre el cuerpo y la mente.
  • Se lleva a cabo la tonificación de los músculos de una manera muy eficiente debido a que se precisa de tener muy buen equilibrio.
  • Te optimiza los distintos sentidos.
  • Hace uso de las propiedades de la cerveza para que así se ejerza una liberación de endorfinas, cuya finalidad es producir felicidad en las personas.
  • Las personas se divierten mucho cuando lo practican, y esto es evidente ya que es la combinación de dos actividades que son muy amadas por las personas: consumir cerveza y hacer yoga.
  • Es excelente para el alivio de los dolores de los músculos y de las zonas lumbares.
  • Con la práctica de Beer Yoga te sentirás en equilibrio a nivel mental y corporal.

Por lo tanto, vale totalmente la pena practicar esta modalidad innovadora de yoga; aunque muchos hoy en día lo consideran simplemente como una moda de los millennials. La realidad es que la práctica del Beer Yoga ayuda en gran medida a ser estable emocionalmente, combinando el hecho de estar en forma con la armonía mental. Es muy seguro que cada vez que salgas de una sesión de esta disciplina saldrás sonriendo, lleno de felicidad y con la mente despejada de todas las presiones del día a día.

5 Errores Muy Comunes en la Practica de Yoga que no Conoces

Beneficios de la practica de yoga

La  practica de yoga es una de las disciplinas más ejercidas en la última década, especialmente en los países del occidente. No obstante, los inicios del yoga se remontan desde cientos de años atrás, y según diversas investigaciones los propulsores de esta actividad física fueron los indios y pakistaníes.

Y aunque el yoga resulta ser muy popular hoy en día, no todos saben cómo practicarlo correctamente, por lo que es muy común ver personas que cometen determinados errores en la ejecución de las diversas asanas o posturas.

Es importante tener en mente que cuando se empieza la practica de yoga puede que se te complique un poco, pero solo es cuestión de práctica para que te resulte sencilla la realización de esta disciplina ya que existen muchas asanas, las cuales se pueden adaptar tanto a tu capacidad física como a tu edad.

Consejos para la practica de yoga

El yoga es una increíble manera para desarrollarte en distintos ámbitos, especialmente en el ámbito personal; y es que es casi que de manera inmediata que empiezas a practicarlo que tu cuerpo y mente se introducen profundamente en esta disciplina. Asimismo, para que puedas sacarle el máximo provecho a tus clases de yoga es fundamental que no cometas errores que son muy frecuentes en la práctica de esta actividad milenaria.

Lo necesario para la practica de yoga

La practica de yoga resulta muy ventajosa por el hecho de que no se precisa de muchos materiales, solo debes contar con una esterilla que no se deslice, una manta con la que puedas cubrirte y ropa que te haga sentir cómodo.

Además, para poder practicar yoga óptimamente debes concientizarte respecto a tu cuerpo, y esto lo logras con la ejecución de las asanas, por ende se sugiere que en cada sesión de yoga empieces con las posturas más simples que no demanden mucho esfuerzo y gradualmente vayas ejecutan posturas de mayor dificultad, porque así podrás prestarle en un comienzo más atención a la manera en la que respiras, lo cual es trascendental en la práctica del yoga.

Se recomienda que si eres nuevo en la práctica del yoga, inicies tomando clases de yoga con un profesor ya que este te puede guiar, aconsejar y corregir la forma en que realizas cada postura. De igual manera, esa persona puede determinar cuáles son las posturas que más te convienen y cuáles son las que no debes ejecutar para evitar algunas lesiones a nivel físico.

Así que, ya sea que practiques yoga en un centro especializado o que lo hagas desde la comodidad de tu casa, tener una voz que te guíe en la práctica de esta disciplina resulta muy ventajoso porque así realizar las asanas con un determinado orden y con una secuencia que te permitan alcanzar el objetivo que tú quieres, además de que también te resulta mucho más fácil centrar tu atención en tu respiración.

Errores usuales en la practica de yoga

 Consejos para la practica de yoga correctamente

  • No te apresures: En el yoga lo que menos debes tener es prisa, es una disciplina en la cual debes ser muy paciente e ir lento, porque así podrás conocer mejor tu cuerpo y que el mismo responda adecuadamente a la realización de cada asana, y por supuesto las posturas tienen un lapso de tiempo específico en el que deben realizarse.
  • Concéntrate solo en la práctica de yoga: Es muy común que las personas se desconcentren rápidamente o que no logren colocar su mente en blanco para centrarse solo en el yoga. Pero esto también es cuestión de práctica, y esto se lleva a cabo mediante la respiración; solo tendrás que concentrarte única y exclusivamente en la forma en la que respiras y así se te facilitará el proceso.
  • La respiración es lo más importante: La respiración en el yoga es imprescindible para que puedas concentrarte y hacer a un lado el resto de los pensamientos. Procura respirar únicamente por la nariz y a un ritmo constante que sea pausado, asimismo tendrás que complementarla con los movimientos para exhalar o inhalar lo cual dependerá en gran medida de cada asana que realices.
  • No empieces con asanas que precisen de mucho esfuerzo: Empezar cada sesión de yoga bruscamente no es recomendable para nada, ya que lo ideal es que las inicies con posturas simples y de poco esfuerzo para que tu cuerpo se vaya acostumbrando de manera gradual y así luego si puedas llevar a cabo correctamente la ejecución de asanas más complicadas.

Los errores más usuales en la practica de yoga

No hacer un calentamiento previo

De manera previa a una sesión de yoga es crucial que la calientes, de igual manera que se hace antes de practicar cualquier deporte. Sin embargo, son muchas las personas que obvian la parte del calentamiento antes de empezar la práctica del yoga ya que piensa que el yoga no es una actividad física en sí, y en eso están totalmente equivocados ya que calentar previamente es importante y necesario porque así se evitan lesiones y desgarres.

Hacer uso de mucha fuerza

Si practicas yoga esforzándote demasiado, lo único que conseguirás es estresarte tanto a nivel físico como mental, y esto es todo lo contrario a lo que se quiere lograr con la práctica de esta disciplina. Sentirte estresado en el yoga no te beneficia en ningún sentido y solo te complica la realización de las asanas.

Comparar tu avance con el de los demás

La sociedad actual suele competir en los distintos ámbitos de la vida, es algo a lo cual ya las personas estás acostumbradas por lo que quieren destacar ante los demás. Sin embargo, en el yoga esto no es así, no se trata de una disciplina de competición y cada persona se desempeña en la misma de una manera distinta. Asimismo, las clases de yoga están compuestas por bastantes personas y cada una se encuentra en distintos niveles de experiencia, por lo que no es motivo de preocupación que rindas más o menos que los demás.

Beneficios de la practica de yoga

No hacer la relajación final

Las sesiones de yoga han de finalizar con un ejercicio de relajación, porque así tu cuerpo y tu mente pueden descansar y relajarse, e inclusive es un tiempo que puedes utilizar para la meditación. Este ejercicio debería abarcar un tiempo que dure aproximadamente 15 minutos, sin embargo son muchas las personas que terminan la práctica del yoga sin llevarlo a cabo. No hay que restarle importancia a esta relajación final ya que con esta liberas tensiones y te calmas.

Dedicar demasiado tiempo al yoga

Otro gran error que suelen cometer las personas es practicar el yoga en sesiones de tiempo muy prolongados, sin embargo hacer mucho yoga también puede resultar dañino para la salud, sobre todo para los músculos. Por ende, lo ideal es que avances de forma gradual, no abuses de las sesiones de yoga con la finalidad de conseguir los resultados que esperas con mayor rapidez. Ir calmado en cada sesión de esta actividad es lo recomendable.

3 Posturas de Yoga Ideales para Cuidar la Salud de la Pelvis

Consejos para conservar la salud de la pelvis

Cuidar la salud de la pelvis es importante, esta es una zona de la anatomía que se ubica en la parte inferior del tronco. La misma está constituida por huesos pélvicos de conexión y  el saco. Puede decirse que la pelvis es similar a una especie de aro de huesos y es la cavidad en donde se hallan algunos órganos internos.

Asimismo, conjunto a los huesos de la pelvis, el torso se conecta con las piernas. La pelvis se divide en la pelvis grande y la pelvis pequeña; la primera se compone por el hueso sacro, una porción de la rama pubiana y fosas ilíacas, mientras que la pequeña se forma por los huesos que restas del sacro y cóccix, ramas isquiopubianas y cuerpo del pubis.

Del mismo modo, la forma de la pelvis depende del sexo de la persona, por lo que en las mujeres la pelvis suele tener más anchura y ser más baja, y el sacro es menos largo y más ancho que el de los hombres.

Posturas cuidar la salud de la pelvis

Son muchas las personas, mayormente las mujeres, que presentas problemas o molestias en la zona de la pelvis; y esto generalmente se debe a que tienen tal zona muy débil, ya sea porque se la lesionaron, porque hacen poca actividad física o por el embarazo.

Sin embargo, tales problemas pueden tratarse con la práctica del yoga, ya que hay bastantes posturas beneficiosas para la zona pélvica, lo mejor es que son posturas muy fáciles de ejecutar y que no tardarás mucho tiempo en notar resultados positivos, siempre y cuando la práctica de esta disciplina la lleves a cabo regularmente.

Clasificación de la pelvis

Desde una perspectiva médica, la pelvis se puede clasificar en distintos tipos dependiendo de la estructura que esta tenga. Por lo tanto, se dice que los tipos de pelvis son:

  • Pelvis androide: Es la estructura típica de la pelvis de los hombres, aunque en ocasiones es posible que las mujeres las tengan, especialmente las de raza blanca. Cabe destacar que estas pelvis no son ventajosas a la hora de tener un parto natural.
  • Pelvis ginecoide: Es la más ventajosa para las mujeres que dan a luz por parto normal ya que se caracterizan por ser amplias y redondeadas, tornándose un poco elípticas.
  • Pelvis antropoide: Su estructura es muy similar a la de la pelvis ginecoide, con la diferencia de que esta tiene una rotación de 90 °, lo que significa que su forma es como la de un óvalo o una elipse, y es la pelvis más común en las personas, específicamente mujeres de raza negra.

 

Consejos para conservar la salud de la pelvis con el yoga

Mantener la salud de la pelvis es de gran importancia, sin embargo para hacerlo tienes que estar al tanto de algunos factores y que si presentas alguno de estos lo mejor es que asistas a donde un médico. Entre estos factores podemos encontrar:

  • Hace seis meses o menos de que fuiste intervenido quirúrgicamente en el área pélvica, en este caso deberás primero consultar con tu médico tratante para que te autorice e indique si puedes o no practicar yoga.
  • Primero debes comenzar con posturas suaves y que las repeticiones de cada una estas no se excedan de las 3 repeticiones. A medida que vayas adaptándote a estas posturas, sí podrás aumentar las repeticiones, pero que ese aumente sea de forma gradual.
  • No te apresures, no hay presión alguna en la realización de cada postura; lo único que conseguirás apresurándote es incrementar la posibilidad de padecer de una lesión.
  • Es importante que cada asana que ejecutes lo hagas sintiendo comodidad y que no te generen ningún tipo de molestia. En caso tal de que alguna postura te resulte incomoda entonces se recomienda que disminuyas la intensidad de la misma.

Consejos para conservar la salud de la pelvis

De manera generalizada, las posturas de yoga para contribuir en la salud de la pelvis son muy fáciles de llevar a cabo, y lo recomendable es que hagas una serie de cada postura a diario.

Esto se recomienda aún más si no eres de hacer mucha actividad física o si tienes mucho tiempo inactivo físicamente o si presentas alguna molestia en tu pelvis. Luego con el transcurrir del tiempo estarás apto para ir experimentando con otras posturas.

 

Posturas cuidar la salud de la pelvis

La montaña

Es una de las más efectivas cuando se trata de conservar la salud de la pelvis, debido a su sencillez para realizarla y que además puedes hacer varias repeticiones de estas a diario. Con la realización de esta asana podrás notar mejoras en tal solo algunas semanas. Además esta postura se sugiere para optimizar tu postura, disminuir los dolores de la espalda y ser más elástico. Inclusive es una excelente manera de relajar los músculos. Para su realización deberás:

  • Colocarte de piel con la espalda completamente recta, tu cabeza debe encontrarse un poco levantada y estirando tu cuello, sin esforzarte de más.
  • Respira de manera profunda, juntando tus piernas, y tus pies deberás presionarlos entre sí.
  • Tienes que relajar tu cuerpo completamente e ir separando lentamente tus dedos; luego repite nuevamente el procedimiento para que juntes tus piernas y liberes presión.
  • Posteriormente tienes que distribuir igualadamente tu peso entre las dos piernas y hacer presión en tu vientre, después elévate de manera lenta.
  • Tus brazos deberás extenderlos hacia tus lados y conservar las palmas de tus manos en tus muslos, tus dedos júntalos con el objetivo de que apunten hacia abajo y estirar tu espalda. Conserva esa posición por 30 segundos y haz 3 repeticiones de la misma.

 Yoga para la salud de la pelvis

Upavistha Konasana

Es una postura bastante popular y muy conocida, y esto se debe a su efectividad para el cuidado de la salud de la pelvis, y que podrás notar mejoras desde el primer momento en que la llevas a cabo. Para ejecutarla debes:

  • Sentarte con tu espalda recta, separar tus piernas entre sí a una distancia considerable, de hecho lo máximo posible.
  • Luego de que te encuentres en tal posición, sigue manteniendo tu espalda erguida y dóblate hacia el frente procurando tocar el suelo con tu frente.
  • Para finalizar tienes que tocar los dedos de tus pies con tus manos y mantenerte así por alrededor de 2 minutos, luego con la práctica debes incrementar ese tiempo.

 

Ananda Balasana

También conocida como la postura del bebé y es muy útil para aumentar la flexibilidad de las caderas y conservar la salud de la pelvis, sobre todo si se tiene algún problema crónico en las mismas. El proceso para llevar a cabo esta postura es el siguiente:

  • Tienes que acostarte boca arriba, subir las piernas de manera tal que tus rodillas toquen tu pecho.
  • Posteriormente, agarra los dedos de tus pies y estira tus piernas hasta que estén erguidas en el aire.
  • No se precisa que las rodillas se estiren por completo, por ende las puedes flexionar de forma mínima para que así eviten sentir dolor mientras respiras.
  • La duración de esta asana se sugiere que se encuentre entre las 5 respiraciones.

5 Posturas de Yoga que Alivian los Cólicos Menstruales

Causas de los cólicos menstruales

La menstruación o el sangrado es completamente normal en las mujeres, y se trata del sangrado de la vagina que sucede cada cierto tiempo, con cólicos menstruales como parte del ciclo mensual de toda mujer.

Gran cantidad de mujeres presentan períodos menstruales que les generan dolor, los cuales también son conocidos como dismenorrea. El dolor por lo general suele ser producto de los calambres de la menstruación, que no son más que cólicos menstruales o dolores en la zona inferior del abdomen. Es posible que se presenten otros síntomas, como dolores en la zona baja de la espalda, diarrea, náuseas y dolores en la cabeza.

Cabe destacar que los dolores que se presentan durante el período menstrual no son lo mismo que el síndrome premenstrual, ya que éste último tiene síntomas totalmente distintos, entre ellos el incremente de peso, sentirse irritable, hinchada y con fatiga. El síndrome premenstrual en la mayoría de los casos se presenta alrededor de dos semanas antes del período menstrual.

Los cólicos menstruales pueden tener diferentes grados de intensidad, ya que pueden ser desde cólicos leves hasta cólicos muy graves. Los dolores característicos de la menstruación que son leves no se perciben mucho y suelen durar muy poco, inclusive las mujeres suelen describirlos solo como que sienten un poco pesado el vientre.

Poses de yoga para aliviar cólicos menstruales

Mientras que los dolores menstruales de severidad considerable, causan mucho dolor hasta el punto de que pueden dificultar el hecho de realizar las actividades cotidianas y en caso impiden la realización de estas por completa y la duración de este tipo de cólico suele ser de días.

Causas de los cólicos menstruales

Aunque para algunas los cólicos menstruales ni suelen sentirlos, para otras son toda una pesadilla, sin embargo lo principal es saber que existen dos tipos de cólicos menstruales, los cuales en este caso serán denominados como dismenorrea. La dismenorrea se clasifica en dismenorrea primaria y secundaria, y cada una de estas son causas por distintas razones:

 

  • Dismenorrea primaria: Es el cólico menstrual más frecuente, este se caracteriza porque no se genera por otra condición. Esto significa que la causa del mismo por lo general es que la mujer tiene muchas prostglandinas, las cuales son productos químicos provenientes del útero. Tales productos químicos ocasionan que el los músculos que se hallan en el útero se empiecen a contraer y a relajarse al mismo tiempo lo cual conlleva a los calambres.
  • Este tipo de cólicos es posible que empiece hasta dos días antes del período menstrual y su duración es solo de algunos días, sin embargo hay excepciones donde su duración es mucho más prolongada. En la mayoría de los casos, estos cólicos menstruales empiezan a hacer presencia desde la adolescencia luego de que la mujer tiene su primer período menstrual; y usualmente cuando la mujer va envejeciendo empieza a sentir menos dolores menstruales.
  • Dismenorrea secundaria: Este tipo de cólico suele hacer presencia a edades más avanzadas y su causa principal son diversas condiciones capaces de afectar al útero y los demás órganos del aparato reproductivo, tales condiciones pueden ser fibroides uterinos o endometriosis. Es bastante frecuente que la intensidad de este dolor menstrual vaya aumentando con el transcurrir del tiempo y el mismo puede presentar días antes del período y durar hasta días después de que termina el período menstrual.

Yoga contra los cólicos menstruales

El yoga como alternativa para aliviar los cólicos menstruales

Las distintas posturas que existen en el yoga son capaces de brindar mejoría para diversas molestias o afecciones del cuerpo. Y aunque hay especialistas que no recomiendan que las mujeres realicen ciertas actividades físicas cuando se encuentran en su período menstrual, esto no es del todo cierto ya que en el caso del yoga no hay ningún tipo de problema al practicarlo y el hecho de tener el período menstrual no es impedimento, solo es cuestión de procurar no realizar algunas asanas muy complicadas las cuales por lo general son las inversas.

Lo fundamental es que mientras la mujer esté en la sesión de yoga, centre gran parte de su atención a cómo se siente y a los síntomas que pueda presentar, y en caso de que lo precise por no sentirse bien, deberá determinar si es una posición en si la que le genera cierto malestar y suspender la sesión de yoga.

En caso tal de que llegues a sentir alguna molestia en la pelvis y en la zona inferior de la espalda, lo recomendable es que te sientes, acuestes o te pares (lo que te sea más fácil según la posición que estés realizando), hasta que los síntomas se te pasen.

Es fundamental que escuches todo aquello que tu cuerpo te quiere comunicar, ya que éste será tu guía que te permitirá determinar lo que puedes y no puedes hacer en cada sesión de yoga mientras tienes el período menstrual.

Cuando la mujer está el período menstrual, se sugiere que realicen asanas que no causen ninguna interferencia en el flujo de la menstruación y que tampoco le hagan gastar demasiada energía ya que durante esos días el cuerpo suele tener más debilidad además de que se cuenta con cantidades menores de hierro.

La finalidad de todo esto es lograr erradicar los cólicos menstruales, que no sientas molestias en la zona inferior de tu vientre y así puedas llenarte de fortaleza los días que dura el período menstrual, ya que se sabe que son días muy estresantes donde están presentes demasiados cambios a nivel de las hormonas.

Posturas de yoga para aliviar los cólicos menstruales

Upavistha Konasana

Deberás sentarte en el suelo, abriendo las piernas todo lo que te sea posible. Luego pon una manta o cojín al frente tuyo e inclina tu espalda hacia adelante hasta que toques con tu frente la manta o cojín que allí colocaste. Para finalizar estira tus brazos hacia el frente.

Paschimottanasana

Siéntate encima de una colchoneta, luego tendrás que estirar cada una de tus piernas hacia adelante. Luego inclina tu torso hacia el frente para intentar tocar las puntas de tus pies con tus manos, no te preocupes si no logras tocar las puntas de tus pies al inicio ya que esto es algo que se logra con el tiempo de práctica.

Sukhasana

Es una postura bastante simple pero muy efectiva que te hará relajarte y abrir un poco las caderas. Solo tienes que sentarte en el piso, cruzar las piernas y poner tus pies por debajo de tus rodillas, conserva tu cabeza y el cuerpo rectos.

Causas de los cólicos menstruales

Setu Bandha Sarvangasana

Acuéstate boca arriba sobre una colchoneta, luego tienes que flexionar tus rodillas hasta que logres tocar el piso con tus plantes de los pies. Tus brazos deberán ubicarse a los lados de tu cuerpo. Luego procederás a elevar la pelvis hacia arriba mientras te apoyas en tus hombros y cuello. Deberás subir y bajar la pelvis lentamente siendo muy cuidadosa.

Janu Sirsasana

Para esta asana puedes hacer uso de un apoyo, ya sea una manta o cojín. Para la realización de esta postura de yoga tienes que sentarte estirando una pierna hacia el frente y la otra pierna flexionarla hasta que tu talón logre tocar tus glúteos. Flexiona tu torso hacia el frente mientras estiras tus brazos. Procura tocar la punta de los pies con tus manos. Conserva esta posición por dos minutos y luego repite el procedimiento con la pierna contraria.

¿Sabías que el Yoga es Eficaz para Controlar Ataques de Pánico?

Yoga contra ataques de pánico

Imagina que estás tranquilamente sentado, leyendo el periódico y de la nada empiezas a sentir una sensación como si te fueses a desmayar, tu corazón acelera su ritmo, tus piernas tiemblan y tu respiración se encuentra entrecortada. Si lo has experimentado, entonces lo más probable es que sufras de ataques de pánico.

Aunque no parece creíble, hay personas que de manera repentina y sin motivo aparente, experimentan dolores en el pecho, sienten que se desmayarán, las piernas les tiemblan hasta el punto de pensar que su muerte está cerca. Y a pesar de que son síntomas similares a un ataque cardíaco, también es típico de toda persona que padece de ataques de pánico.

Es importante tratar los ataques de pánico ya que de lo contrario se pueden acarrear diversas consecuencias muy graves, entre ellas generar un desorden de pánico. Un ataque de pánico inclusive hasta puede volverse un impedimento para que la persona realice sus actividades cotidianas con total normalidad.

No obstante, lo bueno es que los ataques de pánico son completamente curables y mientras más rápido sean tratados será mucho mejor. Con ciertos tratamientos es posible disminuir y hasta eliminar los síntomas característicos de los ataques de pánico y así volver a vivir controladamente.

Poses de yoga para los ataques de pánico

Un ataque de pánico se puede describir como un episodio de temor el cual se caracteriza por su intensidad además de que es inesperado, debilita y paraliza a la persona que lo sufre.

Por lo general los ataques de pánico hacen presencia sin ningún tipo de aviso previo. A veces ni siquiera existe motivo alguno para que estos se generen, simplemente ocurren en cualquier circunstancia en la que te encuentres, hasta si estás en reposo o durmiendo.

 Causas de los ataques de pánico

Existe una teoría en la cual se estable que el cuerpo posee un sistema de alarma, el cual es en realidad un grupo de mecanismos a nivel mental y físico que posibilitan al ser humano enfrentar una amenaza, a veces éste sistema se activa cuando no hay necesidad de ello o cuando no hay amenaza alguna.

Sin embargo los especialistas que se dedican a estudiar los ataques de pánico, no han podido determinar con exactitud la razón por la cual ocurren y cómo ocurren los ataques de pánico, además tampoco se sabe con certeza el motivo por el cual algunas personas tienen mayor probabilidad de sufrir de ataques de pánico que otros.

Hay indicios de que es posible que sea congénito y por lo tanto la genética influye enormemente en esto para la determinación de quién será la persona que lo heredará.

No obstante, hay personas que no poseen ningún antecedente familiar respecto a los ataques de pánico y aun así sufren los síntomas característicos de estos. En ocasiones los ataques de pánico son producto de otra enfermedad, tensiones en las emociones o por medicamentos que incrementar la actividad cerebral de la zona que controla el miedo.

Los ataques de pánico pueden llegar a hacer presencia una sola vez en la vida de las personas, sin embargo a nivel mundial son muchos quienes sufren de ataques de pánico repetidamente.

A veces los ataques de pánico que periódicos, se generan por determinadas situaciones, tales como atravesar un puente, hablar públicamente, sobre todo cuando anteriormente estas circunstancias han ocasionado un ataque de pánico. En la mayoría de los casos, la circunstancia que ocasiona el ataque de pánico es la que causa que la persona se sienta amenazada y no pueda escapar de esto.

Beneficios del yoga contra ataques de pánico

El yoga para tratar los ataques de pánico

Lo principal para tratar los ataques de pánico con el yoga es determinar cuál es la causa en sí por la cual ocurren los ataques de pánico. Pero si no sabes cuál es la razón, tampoco es problema alguno, en ese caso deberás conservar una respiración equilibrada tanto cuando estés practicando yoga como en el transcurso del día. El hecho de equilibrar la inhalación y exhalación es crucial.

Tendrás que respirar de forma suave y lenta por medio de la nariz, ya que esto hará que inicie cada fase de la respiración y que cada una de estas sea uniforme. Generalmente, la inhalación y la exhalación suelen ocurrir con mayor rapidez y facilidad en el inicio que en el final.

Cuando estás experimentando un ataque de pánico, es importante que te centres en la exhalación. Deberás hacer que tu exhalación se realice con mayor lentitud y profundidad que la inhalación ya que esto ayudará que el sistema nervioso ralentice el ritmo cardíaco y la tensión arterial, lo cual es muy efectivo para calmarte.

La realización de posturas de yoga que tengan mayor vigor al inicio de la sesión hará que se acelere el ritmo cardíaco gradualmente para que luego se continúen con las posturas más fáciles y así proceder al proceso que te permitirá relajarte estando en silencio tu mente.

La efectividad del yoga al calmar un ataque de pánico

El yoga te ayudará a hacer a un lado las tensiones que te afectan profundamente y te restaurará los ritmos cardíacos equilibrándolos además de que también aliviará tu sistema nervioso. En la ejecución de las distintas posturas, es crucial que se mantengan consistentes los músculos, que se sujeten estos aún más de los huesos. El motivo por el cual se hace énfasis en los músculos es que esto brinda distintos beneficios, tales como un efecto que aísla y alivia el sistema nervioso.

Yoga contra ataques de pánico

Las asanas permiten quemar la energía nerviosa que influyen enormemente en los ataques de pánico, y sin lugar a dudas realizar ejercicios de respiración en donde se incluya la respiración abdominal y se prolongue la exhalación más que la inhalación, ayudará considerablemente a que disminuyan los síntomas que caracterizan a todo ataque de pánico.

Asimismo, si practicas con cierta frecuencia el yoga, podrás optimizar la sensibilidad de tu interior y esto es excelente para la detección temprana de los ataques de pánico y así poder actuar lo antes posible para evitarlos o disminuir su intensidad. No cabe duda que mientras más pronto trates un ataque de esta índole, la eficiencia será mayor.

Las 5 Mejores Postura de Yoga para Mejorar la Digestión

Como realizar yoga para mejorar la digestión

¿Has escuchado hablar de las posturas de yoga para mejorar la digestión? Es parte de tu rutina cotidiana comer varias veces al día, y aunque sea algo que se hace con tanta frecuencia se le resta importancia al proceso fundamental con el cual el cuerpo aprovecha al máximo los nutrientes que se ingieren con los alimentos, y este proceso es llamado digestión.

La digestión se basa en la transformación de las sustancias complejas de los alimentos en sustancias de menor complejidad, para que así puedan alimentar a las diferentes células de organismo.

En palabras sencillas, el proceso digestivo es el que se encarga de descomponer los alimentos y líquidos que se consumen para disminuir el tamaño de las moléculas, convirtiéndolos así en proteínas, vitaminas, hidratos de carbono y grasas, destacando que posteriormente todos estos los absorben el torrente sanguíneo.

A diario todas las personas ingieren alimentos y por lo tanto se lleva a cabo el proceso digestivo. Asimismo, los alimentos son la manera en la que el cuerpo obtiene la energía que precisa y en la que se nutre para que las células tengan combustible y otros procesos del cuerpo se puedan ejecutar.

La digestión es realizada por el sistema digestivo, y este está conformado por distintos órganos tales como el páncreas, el hígado, la vesícula biliar y por supuesto el tracto digestivo. Todas las partes que constituyen al aparato digestivo están sincronizadas entre sí para que la digestión sea realizada exitosamente.

 Posturas de yoga para mejorar la digestión

En cuanto al tracto gastrointestinal, se puede definir como un tubo de gran longitud que está compuesto por órganos cóncavos, el mismo empieza desde la boca y finaliza en el ano.

Estos órganos cóncavos que forman parte de tracto gastrointestinal son el intestino grueso, el intestino delgado, el estómago, el esófago y la boca, incluyendo por supuesto el recto y el ano. En cuanto a los órganos que tienen solidez se encuentran la vesícula biliar, el hígado y el páncreas.

Para que se lleve a cabo el proceso digestivo, también se precisa que otras partes del cuerpo intervengan, tales como las bacterias que se encuentran en el tracto gastrointestinal y algunas zonas del sistema circulatorio y del sistema nervioso.

¿En cuánto tiempo se hace la digestión?

La duración del proceso digestivo puede variar en cada persona, sin embargo lo usual es que la digestión se realice por completa en un lapso de tiempo que oscile entre las 24 a 72 horas.

El tiempo va a depender de las porciones de comida que se consumieron y de cuáles alimentos conformaban tal comida. La rapidez de la digestión también se ve influida por el género de la persona, su metabolismo y la salud de su sistema digestivo.

En el inicio, los alimentos que se ingieren se trasladan a gran velocidad mediante el sistema digestivo, considerando que en un lapso de 8 horas tales alimentos han recorrido el estómago, el intestino delgado y el intestino grueso.

Cuando los alimentos ya se encuentran en el intestino grueso, los mismos ya estarán un poco digeridos aunque aún les falta más tiempo y por lo tanto el cuerpo por lo general hace que permanezcan como mínimo un día más para que se descompongan correctamente. Este tiempo varía según el género de la persona ya que en las mujeres la descomposición suele demorar 45 horas mientras que en el hombre 35 horas.

Asimismo, el proceso digestivo también dependerá en gran medida del alimento ingerido, ya que las carnes y el pescado se demoran más tiempo en digerirse adecuadamente debido a que las proteínas y las grasas están compuestas por moléculas compuestas y por ende el cuerpo tarda más horas en asimilarlas.

La importancia de una buena digestión

La salud de cada persona, depende mucho de que el proceso digestivo se realice correctamente, ya que si el mismo se lleva a cabo exitosamente también estarías beneficiándote en el sentido de controlar tu peso y por lo tanto tener buena figura. La razón de esto es que cuando digieres bien a los alimentos, obtienes los nutrientes y las calorías que tu cuerpo necesita para realizar sus funciones.

Si sucede el caso contrario de que no digieres bien a los alimentos, empezarás a llenarte de toxinas y las mismas pueden conllevar a que desarrolles enfermedades o se te complique la salud.

Asimismo, los alimentos es la manera principal mediante la cual el cuerpo obtiene los nutrientes necesarios y por lo tanto, algunos elementos básicos como lo son los hidratos de carbono, las grasas y las proteínas, si los mismos no se procesan correctamente y se quedan en su estado natural entonces el organismo no podrá asimilarlos.

Beneficios del yoga para mejorar la digestión

Para que el cuerpo sea capaz de nutrirse, debe realizarse de manera correcta todo lo que respecta al proceso digestivo, empezando por masticar los alimentos, ingerirlos y que luego los mismos se mezclen con los líquidos del estómago para que procedan a desintegrarse y los nutrientes se asimilen efectivamente.

Las posturas de yoga para mejorar la digestión

En la actualidad es bastante común que las personas padezcan de problemas digestivos, que sientas las digestiones pesadas, duraderas y con molestias; en las cuales suelen presentar síntomas como flatulencias y/o reflujo. Esto como consecuencia del estilo de vida que se lleva hoy en día, ya que las personas viven con muchas presión, ajetreados y por ende no se alimentan de una manera sana y balanceada.

No obstante, con el yoga para mejorar la digestión es posible mejorar considerablemente el proceso, ya que hay asanas con las que se puede estimular el aparato digestivo de manera tal que realice sus funciones con más facilidad y sin generarte molestias al hacerlo.

Trikonasana

Con esta posición de yoga para mejorar la digestión, deberás colocarte de piel y dar un paso hacia adelante con tu pierna izquierda, deberás estirarla para que forme una rectilínea. Tu pierna derecha la tendrás que mover un poco hacia adelante, menos que la otra, y luego la giras con tu pie hacia el exterior formando un ángulo de 45°.

Posteriormente tienes que apoyar tu manera derecha encima de tu espinilla izquierda o si es posible en el piso y elevar tu mano derecha apuntando hacia el cielo. Tienes que estirar la cabeza hacia el frente. Cuando termines de realizar esta postura, repites el mismo procedimiento pero con la pierna contraria.

Paschimottanasana

Para realizar esta postura de yoga para mejorar la digestión, siéntate en el suelo extendiendo tus piernas hacia el frente, luego inhala y eleva tus manos por encima de tu cabeza, exhala e inclina tu cuerpo hacia adelante, lo máximo que puedas. Tu columna deberás estirarla manteniéndola recta. Esta postura deberás conservarla mientras realizas alrededor de 15 respiraciones.

Setu Bansha Saravangasana

Primero deberás acostarte, para luego apoya las plantas de los pies lo más cerca que puedas de tu trasero, exhala y empuja tus pies y tus brazos haciendo presión en el sueño mientras que vas estirando tus rodillas hacia el frente. Tienes que realizar 10 respiraciones mientras realizas esta asana y luego lentamente regresas a tu posición de inicio.

Como realizar yoga para mejorar la digestión

Savasana

Acuéstate sobre el suelo boca arriba y lleva tus rodillas hacia tu pecho neutralizando así tu columna vertebral. Luego, deja que naturalmente tus piernas vayan descendiendo y queden extendidas sobre el piso y a la vez reposas tus manos colocándolas encima del piso al nivel de tus caderas y con las palmas hacia arriba.

Adho Mukha Svanasana

Para efectuar esta postura de yoga para mejorar la digestión, empieza colocándote en la postura de tabla apoyando tus manos sobre el piso, dejando una distancia entre ellas similar a la anchura de tus hombros, y en cuanto a tus pies deberás separarlas a una distancia que se iguale a la anchura de tu cadera.

Cuando ya te encuentres en esa postura, haz uso de tus músculos centrales para que lleves tu cadera hacia atrás y elevarla un poco. Luego flexionas un poco tus rodillas para que se estire la columna vertebral y tus hombros se abran.

3 Ejercicios de Yoga para Rejuvenecer tu Organismo Efectivamente

Mejores posturas de yoga para rejuvenecer

Tener una vida longeva y saludable es el sueño de todas las personas, y si esto se analiza desde el punto de vista del yoga para rejuvenecer en hay que basarse en el desapego de la existencia de lo mortal; además muchos consideran que prolongar el tiempo de vida es posible con la práctica de yoga, lo cual es bastante creíble.

Actualmente existen muchas modalidades del yoga para rejuvenecer, pero en la zona occidental los que más se conocen son el Vinyasa Yoga y el Yoga Iyengar, los cuales fueron fundados por dos personas que tuvieron al mismo maestro llamado Krishnamachrya, quien falleció cuando tenía 101 años, es decir fue muy longevo. Igualmente sus alumnos tuvieron una vida longeva ya que vivieron más de 90 años.

Por lo tanto, sí es posible tener una vida longeva con la práctica del yoga para rejuvenecer y por supuesto adoptando algunos hábitos saludables para complementarlo. Asimismo, también es posible rejuvenecer practicando yoga y así poderte sentir lleno de vida y enérgico. De hecho, el yoga es una de las mejores alternativas que tienes para ralentizar el envejecimiento debido a que a la vez te brindará bienestar y beneficiará a tu salud de diversas formas.

Como practicar yoga para rejuvenecer

No importa si eres joven y empiezas a practicar yoga, porque esto significa que tu proceso de envejecimiento será muy saludable y contarás con un excelente estado físico, mental y espiritual; o si empiezas a practicarlo ya a una edad avanzada, también es lo de menos, el yoga es apto para todas las personas de todas las edades y aportas igualmente beneficios a todos.

La efectividad del yoga para rejuvenecer

Hay que tener en cuenta que el yoga es muy útil para ralentizar el envejecimiento, y lo practicas desde una temprana edad es mucho mejor ya que te prepararás mucho mejor para cuando llegues a la adultez mayor, y esto en diversos aspectos como el físico y el emocional.

En realidad el determinante de la edad desde un punto de vista filosófico del yoga, es lo flexible que es la columna vertebral y no la cantidad de año que tiene la persona en sí. Diversos estudios que se han realizado, llegaron a la conclusión de que el yoga es muy efectivo para conservar y optimizar la fuerza de los músculos, la capacidad de equilibrio y resistencia, y la flexibilidad. Asimismo, también contribuye en la disminución de la probabilidad de padecer lesiones, tonificación de la piel y corrección de las malas posturas.

Si se analiza desde una perspectiva emocional, el yoga para rejuvenecer es una excelente opción para cuando una persona se siente estresada o ansiosa ya que les ayuda a aliviar estos síntomas que lo único que logran es hacernos envejecer más rápido de lo usual. Asimismo, el yoga enseña a las personas a auto-controlarse, a estar centrados y con energía positiva.

Por lo tanto, sí es posible rejuvenecer y conservar la juventud con la práctica del Yoga, aunque para esto también deberás adoptar algunos hábitos para que los resultados que obtengas sean realmente efectivos, entre estos hábitos se encuentran:

  • Buena alimentación.
  • Sonreír.
  • Tomar agua en las cantidades correctas.
  • Evitar estresarse.
  • Tener una mente positiva y optimista.
  • Procurar no fumar ni beber demasiadas bebidas alcohólicas.
  • Dormir el tiempo suficiente.
  • Practicar regularmente el yoga.

Mejores posturas de yoga para rejuvenecer

Las posturas de yoga para rejuvenecer

A continuación encontrarás algunas posturas de yoga que te ayudarán a rejuvenecer y al mismo tiempo te servirán para aliviar el estrés tanto físico como mental, te mantendrán tranquilo, con fortaleza y agilidad. . Sin embargo, en caso tal de que padezcas de tensión arterial alta, desprendimiento de retina, estés embarazada o menstruando, no se recomienda que realices las posturas invertidas.

Perro boca abajo

Ponte en cuatro patas sobre el piso, apoyando tus manos en el suelo con los dedos abiertos, de manera paralela y en prolongación con tus hombros.

Tus pies debes separarlos al nivel de la cadera y deben alinearse con tus manos.

 Apóyate en la punta de tus pies y de forma lenta, lleva tu pelvis hacia arriba mientras que estiras tus brazos y piernas.

Poco a poco ve colocando hacia el frente tus manos, como si estuvieses dando pasos con ellas para que así se estire tu columna vertebral.

Postura del saludo posterior

Es una gran asana para la tonificación de las manos,  para corregir la postura de los hombros caído y brindar relajación a las cervicales.

Para ejecutarla primero deberás ponerte de rodillas, deja que tus brazos estén relajados a los laterales de tu cuerpo, posteriormente junta tus manos por detrás de tu espalda mientras que a la vez juntas las puntas de tus dedos.

Deberás presionar las palmas de tus manos una con otra como si te encontraras en una posición de rezo, es importante que levantas lo más que puedas las manos a través de la columna sin llegar a causar ninguna molestia en la misma.

Ya en esa posición, deberás hacer cinco respiraciones profundas.

Beneficios del yoga para rejuvenecer

Postura del puente

Sabiendo que la columna vertebral es el determinante de la edad en el mundo yogui, todas las asanas que trabajen tus cervicales y mejoren tu postura te harán rejuvenecer, por supuesto la postura del puente no se queda atrás.

Para llevar a cabo esta postura, tienes que acostarte de manera tal que tu cabeza y tu columna vertebral se encuentren alineadas. Los brazos debes separarlos del cuerpo y abrir un poco tus piernas, las palmas de tus manos deben estar en dirección hacia arriba.

Posteriormente empieza a flexionar tus rodillas mientras tienes tus pies apoyados en el suelo con una separación entre ellos de aproximadamente 30 centímetros, la planta de tus pies deben estar lo más cerca posible de tus glúteos.

Luego, sujeta a tus tobillos con tus manos, inspira para que eleves tus caderas y después la espalda del piso. Cuando estés levantando la cadera se sugiere que arquees un poco tu columna para que así las puedas levantar más. Para finalizar, respira profundamente mientras estás en esa posición por 30 segundos, cuando finalice ese tiempo procedes a soltar los tobillos y a bajar de forma suave tus caderas y tu espalda hasta el piso.

Los 4 Ejercicios de Yoga para Aliviar el Sindrome del Tunel Carpiano

Qué es el Síndrome del túnel carpiano

¿ Sindrome del Tunel Carpiano, has escuchado hablar de el? Puede que en algún momento has estado sentado y de repente sientes un hormigueo o sientes que se te entumece por cierto tiempo la mano o la muñeca, y esto va acompañado de un dolor lacerante que va desde la muñeca hasta el brazo; si lo has experimentado entonces es muy seguro que padezcas del síndrome del túnel carpiano.

El túnel carpiano es una abertura estrecha conformada de ligamentos y huesos que se ubica en la base de la mano y está contenida por tendones y nervios. En ocasiones, los tendones se engruesan cuando se irritan como también otros elementos del túnel carpiano reducen su tamaño haciendo así que los nervios se compriman. Los síntomas de esto se presentan de manera gradual y mientras va transcurriendo el tiempo, van empeorando por lo que el hecho de agarrar objetos con la mano se dificulta.

 ¿Qué es el Sindrome del Tunel Carpiano?

El Sindrome del Tunel Carpiano, el cual se abrevia como STC, es una neuropatía, es decir un problema que se presenta en el nervio periférico y se origina porque se comprime el nervio mediano en la zona que va por el túnel carpiano, esto como consecuencia de que se encuentran inflamados los tendones y en algunos casos hasta se halla líquido, por consiguiente el espacio se ve disminuido considerablemente y el nervio se ve atrapado.

  Posturas de yoga para el sSindrome del Tunel Carpiano

El síndrome del túnel carpiano puede clasificarse tanto en agudo como en crónico.

Sindrome del Tunel Carpiano agudo

Es muy poco usual y se origina debido a un incremento repentino y constante de la presión del túnel carpiano la cual por lo general está relacionada con fracturas del radio.

Sindrome del Tunel Carpiano crónico

Esta afección es la más habitual, y los síntomas de ésta pueden tener una duración de hasta meses o inclusive años. Las personas que están más propensas a padecer este tipo de síndrome del túnel carpiano son quienes tienen trabajos en donde implica mover demasiado las manos, tales como quienes se dedican a la costura, los cajeros, carniceros, envasadores, etc.

Asimismo, puede decirse que éste síndrome suelen presentarlos más las mujeres que se encuentran en el rango de edad entre los 40 a 60 años, y en la mayoría de las ocasiones es bilateral.

 

Síntomas del Sindrome del Tunel Carpiano

Inicialmente los síntomas del síndrome del túnel carpiano se presentan en la noche, la persona suele presentar hormigueos y sienten que se les entumece la mano y calambres. La zona que se ve principalmente afectada por los síntomas son los dedos corazón, medio, índice y pulgar de la mano en donde se padece del síndrome. Estos síntomas son consecuencia del incremento de la presión por la abertura en donde se encuentran tendones y nervios.

Es bastante usual la predominancia del dolor y la parestesia, la cual consiste en sentir algo irregular en los sentidos de la mano, muy similar a lo que ocurre con el hormigueo, pero en esta ocasión sintiéndolo en las zonas del codo y del antebrazo. Todo esto termina por dificultar que la persona duerma como es debido, y para aliviar esos síntomas se ve en la necesidad de agitar constantemente la mano.

Si los síntomas persisten y no son tratados a tiempo, empezarán a debilitarse y atrofiarse ciertos músculos de la mano lo que conlleva a que la persona se vuelva un poco torpe cuando deba sostener objetos. Inclusive, tales síntomas pueden generar que los dedos se tornen rígidos provocando un trastorno en el funcionamiento general de la mano.

Síntomas del Sindrome del Tunel Carpiano

Cabe destacar que todos los síntomas del síndrome del túnel carpiano pueden empeorar cuando se hacen ciertas posiciones con la mano y también por el tipo de  trabajo que ejerzas. Los trabajos que más están relacionados con este síndrome son en los que están presentes traumatismos leves, como los que trabajan en carpinterías, neumáticos, martillos y toda aquella labor que implique extender forzadamente la muñeca, como cuando se escribe en un teclado teniendo mala postura. Los síntomas van a persistir más y se acentuarán más mientras mayor sea el tiempo que se tenga este síndrome.

Posturas de yoga contra el Sindrome del Tunel Carpiano

Aunque por lo general el síndrome del túnel carpiano se presenta sin ser un problema de gran gravedad, en ocasiones puede agravarse hasta tal punto de precisan una cirugía; no obstante, es posible evitar todo eso mediante la práctica de ciertas posiciones del yoga que ayudarán a que te recuperes de ese problemas.

Postura de la oración

Deberás sentarte encima de una colchoneta, en un espacio que no haya ruido y te puedas relajar sin problema, luego procedes a juntar las palmas de tus manos como si estuvieses orando. Debes abrir un poco los dedos para que así se incremente el espacio que hay en el túnel carpiano, acompañando esto de una respiración profunda. Conserva la posición por un minuto.

Posición de arco

Consiste en acostarte boca abajo sobre una colchoneta, teniendo los brazos a los lados del cuerpo y apoyando la frente en la colchoneta. Luego deberás inspirar y flexionar las piernas hasta atrás sujetando los tobillos con las manos. A la vez, eleva tu cabeza, el pecho y los muslos del piso, de manera tal que hagas la forma de un arco. Mantén la postura por 20 segundos y al mismo tiempo respira profundamente, luego espira cuando sueltes las piernas y tómate un descanso en el sueño de 30 segundos.

Qué es el Sindrome del Tunel Carpiano

Postura del águila

Ponte de pie, en un sitio donde no vayan a interferirte. Deberás doblar las piernas e inclinarte levemente hacia tu costado izquierdo. Flexiona la pierna derecho y colócala arriba de la izquierda de manera tal que el tobillo derecho toque al izquierdo. A la vez, traslada tu brazo izquierdo hacia abajo del derecho y cruza tus brazos al nivel de los codos. Posteriormente tendrás que unir tus manos, colocando una palma sobre la otra. Conserva esta posición por 30 segundos respirando profundamente.

Postura de la montaña

Primero tienes que concentrarte en respirar profundamente, luego juntar los pies de manera tal que tus dedos y talones se toquen. Después, eleva los dedos, tendrás que separarlos y presionar un poco hacia abajo. Equilibra tu peso corporal para que se distribuya en ambos pies. Ahora tienes que estirar la zona posterior de las piernas, expandir el pecho y mantener la espalda recta. Pon tus brazos a los lados del cuerpo con los dedos apuntando hacia abajo. Posteriormente tienes que exhalar y relajar tus hombros moviéndolos lentamente.

3 Excelentes Posturas de Yoga para Evitar la Joroba

Posturas de Yoga para Evitar la Joroba

Tener que evitar la joroba en la espalda es una preocupación y a la vez es un problema que suelen padecer gran cantidad de personas hoy en día alrededor del mundo, de hecho es considerada como una de las desviaciones de la columna más usuales.

Es fundamental que sepas para evitar la joroba que la columna vertebral está conformada por naturaleza por un total de 4 puntos delicados, los cuales son: cóccix, lumbar, torácico y cervical.

A esa joroba que suele aparecer en la espalda se le denomina médicamente como cifosis, aunque realmente debería llamarse hipercifosis debido a que ya la curva con la que cuenta la espalda naturalmente es llamada cifosis.

En cuanto a la hipercifosis, ocurre cuando la curva que se tiene naturalmente en la columna es alterada, específicamente en la zona superior de la misma. Uno de los signos más característicos de este problema es que se desarrolla una joroba en la parte dorsal de la espalda.

  Beneficios al evitar la joroba

Por lo tanto si al caminar lo haces encorvándote, y en algunas ocasiones presentas molestias en la espalda, puede que padezcas de hipercifosis lo cual es producto de adoptar malas posiciones cuando se camine o cuando se está sentado, inclusive cuando estás de pie sin moverte, todo esto puede afectar a tu salud, especialmente a tu columna vertebral la cual puede hasta recibir daños irreversibles con el transcurrir del tiempo.

Causas de la joroba

La hipercifosis es más común en los adultos mayores, toda persona a cualquier edad puede padecerla. No obstante, es una patología que está asociada con la edad y por lo tanto suele desarrollarse luego de un tiempo de padecer osteoporosis debido a que los huesos se debilitan hasta el punto que la columna vertebral puede fracturarse y comprimirse.

Cuando se presenta joroba en niños y adolescentes, por lo general se deben a problemas en la formación de la columna vertebral o porque se tiene una fractura en algún hueso en la misma.

Cuando la hipercifosis se presenta de manera leve, no suele ser muy problemática para la persona, sin embargo cuando es de gravedad puede llegar a provocar dolores bastantes molestos y se desfigura la espalda.

Causas más comunes de la hipercifosis

Defectos congénitos

En la niñez cuando la columna vertebral no se desarrolla como es debido, entonces las vértebras no se podrán formar correctamente lo cual conllevará a padecer de hipercifosis.

Discos degenerados

Los discos son muy suaves y cuentan con una forma similar a la de un círculo, la función de estos es actuar como un amortiguador que se encuentra entre las vértebras de la columna vertebral. A medida que transcurre el tiempo, los discos se van secando y disminuyendo su tamaño, lo cual hace a la persona más propensa a desarrollar hipercifosis.

Osteoporosis

Es una enfermedad que ocasiona que los huesos adelgacen por lo que es posible que haga que las vértebras se aplasten, es decir que se fracturen por estar comprimidas. Esta enfermedad por lo general suele presentar en la adultez, especialmente en las mujeres.

Cáncer

Cuando el cáncer perjudica a la columna vertebral, es capaz de causar un debilitamiento de las vértebras, lo mismo sucede con el tratamiento de esta enfermedad tal como la radiación, quimioterapia, etc., ya que incrementan el riesgo de padecer fracturas en la columna.

Consejos para evitar la joroba

Consejos para evitar la joroba

Evitar la joroba en la espalda no solo te afectará a nivel físico sino que también que el padecerla perjudica a tu salud, sin embargo no debes preocuparte ya que esto tiene solución y con estos consejos podrás mejorar tu postura.

  • Colocar libros en tu cabeza: Puede que ya hayas oído de esta táctica o la hayas visto hasta en películas; la razón de esto es que es muy efectivo, por lo tanto si caminas colocándote libros en la cabeza y procurar que los mismos no caigan te ayudará a mejorar tu postura, esto deberás hacerlo 3 veces semanalmente.
  • Imaginar una línea recta: Esto es muy fácil de hacer y bastante efectivo, lo mejor de todo es que puedes hacerlo en todo lugar y a cualquier hora del día, solo deberás hacerte mente de que hay una especie de línea recta en el piso y deberás caminar encima de ella con la mirada hacia el frente, inclusive podrías imaginar que se trata de una cuerda floja y que por lo tanto debes intentar no caerte.
  • Amarrarse a una silla: Aunque puede parecer un poco drástico, es de gran utilidad cuando se tiene o se quiere evitar la joroba. Solo deberás amarrar tu espalda a la silla la cual te vayas a sentar, para que de esta manera tu espalda se conserve en una posición recta.

Posturas de yoga para tratar o prevenir la joroba

Una gran alternativa para tratar o prevenir este problema en la espalda es la práctica del yoga, de hecho hasta se han realizado estudios en donde esto ha sido comprobado, las personas que formaron parte de esta investigación a los meses presentaron mejoras notables en la postura de la espalda.

Las posturas de yoga que más se recomiendan para esto son aquellas que trabajan los músculos de la espalda, hombros y pecho, de manera tal que terminan mejorando la postura. Entre las posturas de yoga más efectivas para evitar la joroba destacan:

 

Posición de la langosta

Inicialmente deberás tener tus manos sobre el piso, a un nivel que se encuentre por detrás de los hombros, luego aproxímalas a la cintura. Procederás a inhalar y de forma suave empujar tus manos en contra del piso para que así se te facilite elevar la zona de arriba de tu tronco. Conserva tus manos en el sitio mientras realizas esta posición. Cuando ya tengas el pecho levantado, deberás elevar tus brazos paralelamente al piso y estirar tu espalda hasta alcanzar la yema de tus dedos. Tienes que subir tus brazos como si estuviese presente un contrapeso.

 Posturas de Yoga para Evitar la Joroba

Posición del arco

Acuéstate boca abajo, colocando tus manos a los lados de tu cuerpo, eleva tus piernas hasta que hagas una forma similar a una ‘L’. De forma lenta tienes que tocar tus tobillos con tus manos y agarrarlos de manera firme, luego tienes que realizar suavemente un movimiento tal que te permita levantar tu dorso y tu cabeza.

 

Posición del bastón

Tienes que sentarte en el piso extendiendo tus piernas hacia el frente, coloca tus manos en la zona de las caderas, deberás sentarte arriba de tus isquiotibiales. Posteriormente, tendrás que flexionar tus pies superiormente y llevar todos los dedos de los pies hacia ti.

Luego tienes que proceder a encorvar tus hombros hasta tus orejas para después bajarlos mientras que al mismo tiempo estiras tus omoplatos hacia tu espalda. Tienes que centrar tu cabeza sobre tus hombros, alargar el torso hacia arriba.

Después pones tus manos sobre el suelo a los costados de tus caderas. Mantente en esta postura por un tiempo de cinco minutos.