La práctica que va en ascenso: el yoga aéreo

tips yoga aereo

Movimientos, acrobacias y danza por los aires junto a las posiciones y ejercicios del yoga tradicional son los elementos que conforman la práctica del yoga aéreo, una divertida variación de esta actividad que está tomando popularidad en los últimos años. Las personas que practican yoga experimentan una mayor conexión con su cuerpo, la naturaleza o con ellos mismos, esta actividad estimula la paz y despeje mental, algo muy necesario en quienes llevan ritmos de vida acelerados y estresantes.

El yoga aéreo es una propuesta atractiva para aquellas personas que aún no se conectan con la forma de yoga tradicional y que además no tienen oportunidad de asistir a clases al aire libre porque el Aeroyoga o el yoga en suspensión se practican dentro de un gimnasio por sus requerimientos técnicos. Aporta beneficios para la tonificación del cuerpo, el control de los movimientos desafiando a la gravedad, una actividad que desafía los miedos y más. Aprende un poco más del yoga aéreo y el por qué de que su práctica esté en ascenso.

¿Qué se necesita para hacer yoga aéreo?

Lo primero es mucha disposición, ganas de aprender y de dejarse llevar, si temes realizarla por mínima altura requerida  enfrenta ese miedo y los resultados no se harán esperar. Lo segundo es el equipamiento, este por lo general está en cada gimnasio. El yoga aéreo se practica con columpios de tela o pequeñas hamacas que sostienen el peso dando seguridad al alumno para realizar los movimientos sin peligro.

Es necesario que el instructor esté atento a la realización de los movimientos y que estos no pongan en peligro a la persona incluso aunque el riesgo de lesión sea mínimo.

Aeroyoga

¿Cuáles son sus beneficios?

Así como el yoga tradicional el yoga aéreo tiene innumerables beneficios para la salud física como emocional, estos son algunos de ellos:

  • El yoga aéreo beneficia a la relajación y tonificación del cuerpo por la utilización de las cuerdas, adicional a los movimientos del yoga. Permite a la persona una mayor soltura en la ejecución de las posiciones y la relajación surge como parte de la actividad en el aire.
  • Alivia el estrés: Esta disciplina es ideal para quienes sufren constantes ataques de estrés ya que los movimientos y columpiarse en la hamaca de entrenamiento relaja los músculos y aleja las tensiones.
  • Emociones positivas: El yoga fomenta la búsqueda del bienestar mental y físico, por eso el pensamiento y emociones positivas son parte de su filosofía. La actividad física, la relajación y conexión con el cuerpo que ofrece el yoga aéreo contribuye al surgimiento de emociones positivas que se traducen en una mejor calidad de vida.
  • Este tipo de yoga sirve como terapia para personas con dolencias mientras se cuente con una supervisión médica adecuada para evaluar los resultados tangibles.
  • El yoga aéreo mejora los problemas del sistema circulatorio por las posiciones de elevación de las piernas, además ayuda a despejar la mente.
  • Incluye movimientos de acrobacia, pilates y danza, un toque adicional que beneficia su efecto tonificador.

Estas son algunas de las razones por las que deberías tomar en cuenta el yoga aéreo, una actividad entretenida y beneficiosa para tu cuerpo.

Posturas del yoga aéreo

El yoga aéreo es un acercamiento relativamente nuevo a una práctica tradicional del yoga, para hacer yoga aéreo utilizamos un tejido de seda llamado hamaca o swing para soportar el peso de nuestros cuerpos, lo que nos ayuda a lograr varias posturas con más profundidad, facilidad y emoción.

Mediante el alivio del 20 al 80% del peso corporal, la hamaca permite a los practicantes o estudiantes el aumentar rápidamente su flexibilidad, mientras que se hace presente con el tiempo la mejora del equilibrio y la fuerza del núcleo.

Al hacer yoga aéreo, los practicantes o estudiantes son capaces de alcanzar posturas de yoga más avanzadas, si se desean, como las inversiones, ofreciendo mejoras drásticas en la salud y la vitalidad en un corto período de tiempo.

Además, los columpios se utilizan como envolturas en nuestros cuerpos que suavemente propinan masajes y estimulan diversos meridianos de acupresión del cuerpo, lo cual es un efecto de desintoxicación general que puede ser experimentado y sentido como si fuese uno de los practicantes profesionales.

Los estudiantes de la mayoría de las edades, hombres y mujeres, practican el Yoga Aéreo y cosechan los beneficios de este estilo terapéutico de yoga, dicho esto, hay algunas dolencias que impedirían que alguien lo pueda practicar.

Las personas que tienen presión arterial alta o baja, vértigo de aparición fácil, las mujeres en estado de embarazo, las personas con glaucoma, individuos con cirugías recientes, enfermedad cardiaca, osteoporosis o debilidad ósea, lesiones cerebrales reciente, esclerosis cerebral, que la persona posea propensión al desmayo, que posea implantes de caderas artificiales, síndrome del túnel carpiano, artritis severa, sinusitis o resfriado todas estas patologías si están presentes en una persona hacen que no pueda participar en el yoga aéreo.

Los practicantes o estudiantes deben estar en la edad de 15 años o más para asistir, al igual que con todos los programas de ejercicios, se le recomienda encarecidamente a cualquier persona que sufra de cualquier tipo de condición médica o lesión consultar a su médico antes de comenzar la práctica del yoga aéreo.

En ciertos sitios o escuelas se le pedirá que firme una exención de seguridad antes de registrarse en línea o en persona, en cuanto a nivel de condición física actual, se le recomienda tener una comprensión básica de yoga ósea ser capaz de completar cómodamente un Vinyasa, incluyendo un chatturanga o yoga push up, esto sería un punto de partida adecuado antes de comenzar la practica del Yoga Aéreo.

Como todo ejercicio conlleva algún nivel de riesgo, y el yoga aéreo no es diferente. Se debe tomar muy en serio la seguridad con estos implementos ósea con las hamacas de yoga, mosquetones de acero y la estructura deben están equipadas para mantener varios kilogramos de dinámica de peso de movimientos y que hayan sido diseñados e instalados por ingenieros certificados.

La causa más común de malestar al comenzar una práctica aérea es debido a las envolturas sí mismo, y usted puede experimentar una cierta irritación, incomodidad, e incluso moretones leves mientras que condiciona su cuerpo a la sensación y a la presión de los abrigos.

Algunas personas también pueden experimentar mareos como resultado de invertir el cuerpo y tener mucho cuidado en sus clases para asegurar cual es el tiempo adecuado se permite a los estudiantes o practicantes respirar y volver a conectar con la tierra después de las inversiones.

Es esencial que informe a su instructor de cualquier problema médico existente, lesiones u otras preocupaciones antes de comenzar la clase para asegurarse de que no tiene una condición que pueda impedir su práctica.