Descubra Cómo Practicar Kurmasana y Cuáles son sus Ayudas para el Organismo!!!

Kurmasana

Kurmasana o pose de tortuga es un yoga asana sánscrito se pronuncia como: Koohr-Mah-Sah-Nah.

Kurmasana o la pose de la tortuga se asemeja a una tortuga que se retira en su caparazón cuando se ve amenazada o agitada, el nombre proviene de las palabras sánscritas “karma” que significa tortuga y “asana” que significa pose.

Practicar el Kurmasana le permite dibujar toda su alma hacia adentro y recortar drásticamente el desorden del mundo exterior, pues le dará una sensación eufórica de conexión con su mundo interior.

Todo lo que necesitas saber sobre Kurmasana se lo vamos a explicar de una manera corta, sencilla por ejemplo cómo hacer Kurmasana (Pose de tortuga), precauciones que debe tomar, los consejos que como principiante debe conocer, algunas variaciones de la pose de Kurmasana, algo muy importante y parte del centro de este articulo son los beneficios de Kurmasana, las poses preparatorias y las poses de seguimiento

Kurmasana

Que debe saber antes de practicar Kurmasana

Asegúrese de practicar Kurmasana temprano en la mañana con el estómago vacío, Brahma Muhurta, que es alrededor de una hora y media antes del amanecer, es el mejor momento para practicar Kurmasana como la mente esta inherentemente tranquila entonces, esto es lo que hace más fácil para que usted pueda atraer hacia dentro de su mente y cuerpo.

Como levantarse tan temprano como 5 a.m. no es posible todos los días, puede practicar Kurmasana en las tardes también, pero asegúrese de que hay un intervalo óptimo como de 4 a 6 horas desde su última comida.

Por la noche, usted puede ser que tenga que deseo su mente antes de que consiga la actitud o momento ideal, de lo contrario se hace difícil mantenerse enfocado y embarcarse en un viaje hacia su interior.

Cuando usted posea un nivel avanzado de estilo Ashtanga el cual tendrá una duración de 30 a 60 segundos usted fortalecerá sus músculos abdominales y lograra estiramientos de la columna vertebral y de las piernas

Kurmasana

Cómo hacer Kurmasana o la pose de la tortuga

Puedes asumir hacer Kurmasana en cuatro pasos, siéntese con las piernas extendidas y la espalda erguida.

Coloque sus brazos junto a sus caderas. Mantenga las piernas separadas por los brazos y presione los muslos hacia el suelo.

Levante su pecho y tome algunas respiraciones profundas.

Doble las rodillas y acerque los pies a las caderas, estire sus brazos hacia adelante entre las piernas y doble tu torso hacia abajo y adelante junto con los brazos.

Doble las rodillas más para facilitar a los hombros para ir debajo hacia las rodillas.

Luego, cambie los brazos estirados hacia los lados, ahora atraiga tus muslos hacia dentro y a través de ellos, aplique presión sobre sus hombros para llevar su cara y pecho hacia adelante y hacia abajo.

Enderece sus piernas y asegúrese de que sus muslos internos toquen sus costillas laterales.

Baje la cabeza con la barbilla tocando el suelo y mire hacia abajo, extienda los brazos hacia los lados tanto como pueda, relájese y respire profundamente, mantenga la postura durante unos segundos antes de  relajarse.

Precauciones que debe tomar

Cuando realiza el Kurmasana, si siente dolor en las rodillas, debe mover los brazos ligeramente hacia adelante de los lados para aliviar el dolor.

Debe preparar su cuerpo para asumir el Kurmasana, haga las posturas preparatorias necesarias antes de asumir la pose, también usted debe saber las limitaciones de su cuerpo y cuándo parar.

Evite la postura si está embarazada o menstruando, es mejor omitir la postura si tiene hernia de los discos y los músculos de la parte inferior de la espalda.

Si tiene una lesión en el hombro, la cadera o el brazo, no practique Kurmasana, no sobrecargue los músculos mientras está en la postura, si usted está sufriendo de ciática o artritis crónica, debe evite la pose.

Kurmasana es una pose avanzada, y se necesita una cierta cantidad de tiempo para entrar en ella apropiadamente, hágalo bajo la guía de un instructor de yoga para que sea más fácil para usted.

Una vez en la postura, si se hace difícil mantener los talones de los pies en el suelo, coloque almohadas o mantas plegables debajo de sus piernas.

Variaciones de Pose de Kurmasana

Si hacer el Kurmasana se complica, puede probar el Ardha Kurmasana, que consiste en sentarte en Vajrasana y doblar su torso hacia adelante con la cabeza tocando el suelo.

Sus brazos deben estirarse hacia adelante y el pecho debe tocar sus muslos.

Puedes probar el Supta Kurmasana si se encuentras cómodo en Kurmasana y quiere profundizar en la pose, todo lo que tiene que hacer es tomarse los brazos detrás de la espalda y juntar las palmas de las manos, consiga que sus piernas estén por encima de sus brazos y la cabeza y debe mantenerlos cruzados uno encima del otro.

Kurmasana

Beneficios de la pose Kurmasana

Kurmasana mejora el funcionamiento de sus sistemas digestivo y respiratorio, le relajara el cuello, la cabeza y los hombros.

Estimulara los órganos abdominales y aliviara la flatulencia, la postura libera los nudos apretados en las áreas lumbares y del sacro de su cuerpo.

Mejora su memoria aumentando el flujo de sangre al cerebro, el asana ayuda a las personas que sufren de asma y estreñimiento, se ocupa de todos los problemas de espalda y trata el insomnio.

Kurmasana alarga la columna vertebral y abre los hombros, es un paliativo del estrés y retira sus sentidos, tranquiliza su mente y le prepara para la meditación, la pose de la tortuga le refresca y te rejuvenece.

Es buena para los nervios, mejora su postura y es buena para aquellos que sufren de trastornos cervicales, le ayuda a respirar bien y hace que su cuerpo sea flexible y este tonificado.

Existen poses preparatorias y ellas son Uttanasana, Paschimottanasana, Dhanurasana y existen poses de Seguimiento como Bhujangasana, Matsyasana y Chakrasana

Para poder volver a trabajar y evaluarse a sí mismo, es esencial que pase tiempo en soledad, cortando el ruido externo.

La pose de Kurmasana está diseñada de una manera que le ayude a hacer eso, agregue el asana a su régimen de ejercicio, ya que la supervisión regular de sí mismo le ahorrará muchos problemas.

Deja un comentario