5 Posturas de Yoga que Alivian los Cólicos Menstruales

Causas de los cólicos menstruales

La menstruación o el sangrado es completamente normal en las mujeres, y se trata del sangrado de la vagina que sucede cada cierto tiempo, con cólicos menstruales como parte del ciclo mensual de toda mujer.

Gran cantidad de mujeres presentan períodos menstruales que les generan dolor, los cuales también son conocidos como dismenorrea. El dolor por lo general suele ser producto de los calambres de la menstruación, que no son más que cólicos menstruales o dolores en la zona inferior del abdomen. Es posible que se presenten otros síntomas, como dolores en la zona baja de la espalda, diarrea, náuseas y dolores en la cabeza.

Cabe destacar que los dolores que se presentan durante el período menstrual no son lo mismo que el síndrome premenstrual, ya que éste último tiene síntomas totalmente distintos, entre ellos el incremente de peso, sentirse irritable, hinchada y con fatiga. El síndrome premenstrual en la mayoría de los casos se presenta alrededor de dos semanas antes del período menstrual.

Los cólicos menstruales pueden tener diferentes grados de intensidad, ya que pueden ser desde cólicos leves hasta cólicos muy graves. Los dolores característicos de la menstruación que son leves no se perciben mucho y suelen durar muy poco, inclusive las mujeres suelen describirlos solo como que sienten un poco pesado el vientre.

Poses de yoga para aliviar cólicos menstruales

Mientras que los dolores menstruales de severidad considerable, causan mucho dolor hasta el punto de que pueden dificultar el hecho de realizar las actividades cotidianas y en caso impiden la realización de estas por completa y la duración de este tipo de cólico suele ser de días.

Causas de los cólicos menstruales

Aunque para algunas los cólicos menstruales ni suelen sentirlos, para otras son toda una pesadilla, sin embargo lo principal es saber que existen dos tipos de cólicos menstruales, los cuales en este caso serán denominados como dismenorrea. La dismenorrea se clasifica en dismenorrea primaria y secundaria, y cada una de estas son causas por distintas razones:

 

  • Dismenorrea primaria: Es el cólico menstrual más frecuente, este se caracteriza porque no se genera por otra condición. Esto significa que la causa del mismo por lo general es que la mujer tiene muchas prostglandinas, las cuales son productos químicos provenientes del útero. Tales productos químicos ocasionan que el los músculos que se hallan en el útero se empiecen a contraer y a relajarse al mismo tiempo lo cual conlleva a los calambres.
  • Este tipo de cólicos es posible que empiece hasta dos días antes del período menstrual y su duración es solo de algunos días, sin embargo hay excepciones donde su duración es mucho más prolongada. En la mayoría de los casos, estos cólicos menstruales empiezan a hacer presencia desde la adolescencia luego de que la mujer tiene su primer período menstrual; y usualmente cuando la mujer va envejeciendo empieza a sentir menos dolores menstruales.
  • Dismenorrea secundaria: Este tipo de cólico suele hacer presencia a edades más avanzadas y su causa principal son diversas condiciones capaces de afectar al útero y los demás órganos del aparato reproductivo, tales condiciones pueden ser fibroides uterinos o endometriosis. Es bastante frecuente que la intensidad de este dolor menstrual vaya aumentando con el transcurrir del tiempo y el mismo puede presentar días antes del período y durar hasta días después de que termina el período menstrual.

Yoga contra los cólicos menstruales

El yoga como alternativa para aliviar los cólicos menstruales

Las distintas posturas que existen en el yoga son capaces de brindar mejoría para diversas molestias o afecciones del cuerpo. Y aunque hay especialistas que no recomiendan que las mujeres realicen ciertas actividades físicas cuando se encuentran en su período menstrual, esto no es del todo cierto ya que en el caso del yoga no hay ningún tipo de problema al practicarlo y el hecho de tener el período menstrual no es impedimento, solo es cuestión de procurar no realizar algunas asanas muy complicadas las cuales por lo general son las inversas.

Lo fundamental es que mientras la mujer esté en la sesión de yoga, centre gran parte de su atención a cómo se siente y a los síntomas que pueda presentar, y en caso de que lo precise por no sentirse bien, deberá determinar si es una posición en si la que le genera cierto malestar y suspender la sesión de yoga.

En caso tal de que llegues a sentir alguna molestia en la pelvis y en la zona inferior de la espalda, lo recomendable es que te sientes, acuestes o te pares (lo que te sea más fácil según la posición que estés realizando), hasta que los síntomas se te pasen.

Es fundamental que escuches todo aquello que tu cuerpo te quiere comunicar, ya que éste será tu guía que te permitirá determinar lo que puedes y no puedes hacer en cada sesión de yoga mientras tienes el período menstrual.

Cuando la mujer está el período menstrual, se sugiere que realicen asanas que no causen ninguna interferencia en el flujo de la menstruación y que tampoco le hagan gastar demasiada energía ya que durante esos días el cuerpo suele tener más debilidad además de que se cuenta con cantidades menores de hierro.

La finalidad de todo esto es lograr erradicar los cólicos menstruales, que no sientas molestias en la zona inferior de tu vientre y así puedas llenarte de fortaleza los días que dura el período menstrual, ya que se sabe que son días muy estresantes donde están presentes demasiados cambios a nivel de las hormonas.

Posturas de yoga para aliviar los cólicos menstruales

Upavistha Konasana

Deberás sentarte en el suelo, abriendo las piernas todo lo que te sea posible. Luego pon una manta o cojín al frente tuyo e inclina tu espalda hacia adelante hasta que toques con tu frente la manta o cojín que allí colocaste. Para finalizar estira tus brazos hacia el frente.

Paschimottanasana

Siéntate encima de una colchoneta, luego tendrás que estirar cada una de tus piernas hacia adelante. Luego inclina tu torso hacia el frente para intentar tocar las puntas de tus pies con tus manos, no te preocupes si no logras tocar las puntas de tus pies al inicio ya que esto es algo que se logra con el tiempo de práctica.

Sukhasana

Es una postura bastante simple pero muy efectiva que te hará relajarte y abrir un poco las caderas. Solo tienes que sentarte en el piso, cruzar las piernas y poner tus pies por debajo de tus rodillas, conserva tu cabeza y el cuerpo rectos.

Causas de los cólicos menstruales

Setu Bandha Sarvangasana

Acuéstate boca arriba sobre una colchoneta, luego tienes que flexionar tus rodillas hasta que logres tocar el piso con tus plantes de los pies. Tus brazos deberán ubicarse a los lados de tu cuerpo. Luego procederás a elevar la pelvis hacia arriba mientras te apoyas en tus hombros y cuello. Deberás subir y bajar la pelvis lentamente siendo muy cuidadosa.

Janu Sirsasana

Para esta asana puedes hacer uso de un apoyo, ya sea una manta o cojín. Para la realización de esta postura de yoga tienes que sentarte estirando una pierna hacia el frente y la otra pierna flexionarla hasta que tu talón logre tocar tus glúteos. Flexiona tu torso hacia el frente mientras estiras tus brazos. Procura tocar la punta de los pies con tus manos. Conserva esta posición por dos minutos y luego repite el procedimiento con la pierna contraria.

Deja un comentario