La Gran Importancia de la Respiración en tus Clases de Yoga

clases de yoga

El sistema respiratorio es el que permite la entrada y salida de gases que son esenciales para que el organismo pueda funcionar correctamente en tus clases de yoga. El mismo se clasifica en dos partes: el sistema de conducción el cual está conformado por todas los conductos que contribuyen en el traslado del aire hacia los pulmones; y las fosas nasales las cuales son las dos extensas aberturas cuya labor es el posibilitar la entrada del aire que luego se filtrará, humedecerá  y calentará.

El simple acto de respirar, que lo hacemos involuntariamente, es fundamental para poder vivir. Incluso la salud de las personas depende en gran medida de la respiración.

La respiración y las clases de yoga están entrelazadas entre sí, ya que respirar es esencial para practicar yoga. De hecho la respiración, meditación y relajación son la base de todos los tipos de yoga que existen.

 clases de yoga

Por ende, es normal que cuando empieces a asistir a las sesiones y clases de yoga, lo primero que te enseñe el profesor sea respirar correctamente de forma tal que puedas lograr que tu cuerpo esté estable y relajado, el cual es el propósito principal de yoga.

La respiración es una pieza crucial en tu organismo, motivo por el cual el saber tener un control sobre la misma es de gran importancia y además aporta beneficios para tu cuerpo y mente. Para poder ejecutar adecuadamente las diferentes posturas en tus clases de yoga, debes tener la capacidad de controlar tu respiración y acondicionarla al ejercicio que estés realizando.

Si no manejas adecuadamente la manera en la que respiras, te resultará un poco más difícil la ejecución de las posturas en tus clases de yoga.

Es completamente normal que se te complique al inicio el tener un control sobre tu respiración, pero todo es cuestión de práctica así que luego de poco tiempo lograrás controlarla como es debido.

La sincronización de la respiración con las posturas en tus clases de yoga

 

Cuando se práctica el yoga, todas las posturas e igualmente todos los movimientos que precises para realizarlas deben concordar con la respiración. Por lo tanto, lo ideal es que comiences a respirar justamente antes de empezar a ejecutar el movimiento y continuar así hasta que termines tal movimiento o que terminen tus clases de yoga.

De igual forma, es importante la velocidad en la que respires, ya que la misma determinará la velocidad con la que se realizará el movimiento. La mejor forma de controlarla es teniendo en cuenta que el movimiento debe ser ejecutado con lentitud, sin embargo no con tanta lentitud de forma tal que tu respiración sea la primera en terminarse.

Después de que ya tengas un dominio sobre la sincronización de los movimientos y la respiración, estarás en la capacidad de agregar otras técnicas para controlar aún más la respiración. Por ejemplo, puedes empezar a utilizar una simetría muy peculiar de la respiración haciendo uso del conteo de la duración de la misma, lo puedes hacer de forma mental o con un cronómetro.

clases de yoga

¿Es tan importante la respiración en el yoga?

 

El yoga se basa en la existencia de una armonía entre las diferentes energías que se hallan en tu cuerpo. Las mismas circulan por los conductos que se ubican en el interior de tu organismo, sin embargo a veces tales conductos se ven bloqueados de forma tal que no es posible la circulación de la energía a través de ellos.

Una de las finalidades de las posturas del yoga es suprimir todo obstáculo que impida que fluyan las energías por todo el cuerpo y esto lo hace en conjunto con la respiración. De ahí lo trascendental de controlar la respiración en la realización de los ejercicios del yoga.

Según los principios del yoga, es posible que incrementes tus niveles de energía interior mediante el aire que respiras, logrando así que llenes tus reservas con la ejecución de las posturas.

Además, la respiración es esencial para que puedas relajarte, y aunque como se mencionó anteriormente, puede resultar un poco difícil al principio manejar la respiración, cuando ya la controlas estarás en la capacidad de incluso poder controlar tu cuerpo y tener tal capacidad te permitirá relajarte adecuadamente consiguiendo así que elimines todas las tensiones que tienes acumuladas, la mayoría de estas originadas por el estrés.

Cuando ya consigues tener control sobre tu respiración, el camino para alcanzar las metas restantes se te simplificará considerablemente. Asimismo, la respiración es la manera en la que mantienes una conexión tu cuerpo y tu mente, con el objetivo de conseguir una simetría entre ambos. El día que puedas tener esa simetría tan crucial, no habrá nada que pueda contra ti, porque estarás capacitado para manejar tu mente y suprimir todo pensamiento negativos que puedas dificultar la circulación de la energía.

Los beneficios de la respiración en el yoga

La respiración también aporta otras ventajas cuando está sincronizada con la realización de las asanas, entre los beneficios que más destacan se encuentran:

  • Contribuye en que te concentres profundamente. Es imposible que puedas sincronizar tu respiración con los movimientos y a la vez hagas un conteo mental si tu mente no está por completo enfocada en la realización de las asanas.
  • Cuando tu concentración se incrementa cuando estás practicando yoga, podrás realizar los movimientos con mayor efectividad.
  • La respiración es muy útil para tener un aproximado de los efectos que genera el yoga. Si haces posturas de yoga sin controlar tu respiración, es posible que termines teniendo tensión o incluso salgas lastimado por mantener la postura por mucho tiempo. Sin embargo esto se puede evitar si le prestas atención a la forma en la que respiras, ya que si sientes alguna tensión tu respiración se hará más breve, y esto es una señal de que la postura ya ha sido ejecutada por el tiempo debido.

clases de yoga

Los tipos de respiración esenciales en el yoga

 

En total son tres los tipos de respiración, y la misma es realizada por tres distintas partes de tu cuerpo, las cuales en el ámbito del yoga se clasifican de la siguiente forma:

Región abdominal

Está localizada en el en la parte baja de tu abdomen, específicamente por debajo de tu ombligo. Para poder laborar esta parte del cuerpo, deberás colocar tu mano encima de tal zona e inhala, notarás que tu estómago se expandirá, luego cuando vayas a exhalar, el volumen del mismo disminuirá. Así podrás aprender a respirar haciendo uso de la parte baja de tu vientre.

Región diafragmática

Luego de que ya tengas un control sobre tu respiración de la zona baja de tu abdomen, podrás concentrarte en la otra zona, la diafragmática. Es lo contrario a la anterior, dado a que está ubicada en la zona superior del ombligo. Para poder manejar esta forma de respirar tienes que hacer un procedimiento similar al antes mencionado, coloca tu mano en la parte de arriba de tu obligo e inhala, de forma tal que notes movimiento en tu mano. Es importante que cuando respires solo lo hagas utilizando esta zona.

Región pectoral

Cuando ya estés capacitado para controlar las dos respiraciones de las regiones mencionadas con anterioridad, es el momento de empezar a practicar con la zona pectoral. Esta región se halla en tu pecho, y para laborar la respiración de esta zona simplemente deberás ubicar tu mano sobre tu pecho e inhalar, notarás que tus clavículas se elevarán, después exhala el aire, es importante que no utilices las otras regiones de respiraciones mientras estés trabajando esta área.

 

Deja un comentario