6 Posiciones de Yoga para Aliviar Tu Cuerpo del Estrés

Aliviar Tu Cuerpo del Estrés

Las posturas de yoga son útiles para descansar, restaurar y aliviar tu cuerpo del estrés tanto físico como mental, también para estira las caderas, las rodillas, los tobillos, los muslos y la espalda así como relajar la columna vertebral, los hombros y también el cuello.

Posición del niño o Balasana

La primera de estas posiciones de yoga para aliviar tu cuerpo del estrés es la pose del niño o Balasana para hacerla comienza arrodillándote en tu colchoneta de yoga, mantén las rodillas tocándose o abre un poco más ancho que tus caderas.

Aliviar Tu Cuerpo del Estrés

Mantener las rodillas juntas proporciona más apoyo y se recomienda para personas con menos flexibilidad, baja tú trasero sobre tus talones y tu torso hacia abajo, hacia el piso, descansando tu frente en la estera.

Extiende los brazos delante de ti, con las palmas hacia arriba para intensificar el estiramiento, o extiende los brazos detrás de ti con las palmas de las manos apoyadas boca arriba junto a tus caderas, para los principiantes que carecen de flexibilidad en las rodillas y caderas, se recomienda colocar un bloque de yoga bajo las caderas.

Posición Anjaneyasana

Es ideal por la inclinación para para aliviar tu cuerpo del estrés y conseguir la extensión en la cadera, porque nuestras caderas están en una posición parcialmente flexionada de tanto estar sentados, con esta posición se estiran los flexores de la cadera en la parte delantera, de la parte superior del muslo y la pelvis, así como se fortalece las piernas y los músculos de la espalda, el trabajo llega a los brazos y por encima de la cabeza, añade un nivel de desafío y fortalecimiento a los hombros.

Para hacerla, desde la posición del perro hacia abajo, coloque el pie derecho hacia delante entre sus manos, asegúrate de que tu rodilla derecha está directamente sobre tu tobillo derecho para proteger la articulación de la rodilla.

Lleva la cadera izquierda hacia adelante por lo que ambas caderas estarán en línea, con una inhalación, levanta el torso hacia arriba y extiende los brazos hacia el techo, con las palmas girando para encontrarse, si esto es demasiado difícil, deja caer la rodilla derecha al suelo y sigue con el mismo estiramiento en el otro lado.

 Posición Guerrero I o Virabhadrasana I

Guerrero I es una pose dinámica para aliviar tu cuerpo del estrés porque combina flexibilidad, fuerza y estabilidad, ayuda a crear un mejor equilibrio y como el pecho y las caderas giran hacia adelante, se puede trabajar en profundidad, lo que le ayudará a prevenir el dolor lumbar.

El principal músculo flexor de la cadera se endurece en muchas personas con largos períodos de sesión, para hacer esta posición parta desde el perro hacia abajo, pisa tu pie derecho con tus manos.

Planta el pie izquierdo en la alfombra en un ángulo de 45 grados, y asegúrate de que tu rodilla derecha se centra sobre tu pie derecho, inhala a medida que te levantas, con los brazos sobre tu cabeza, las palmas de las manos se deben estar tocando o enfrentándose.

Luego trabaja para girar tu cadera izquierda hacia adelante, cuadrando tus caderas frente a ti, por último, húndete un poco más con la pierna delantera y a continuación, cambia de lado.

Aliviar Tu Cuerpo del Estrés

Posición Ustrasana

La posición Ustrasana proporciona un estiramiento intenso para el lado frontal del cuerpo, mientras que da fortalecimiento de la parte trasera, lo cual es una parte esencial de cualquier secuencia de yoga porque contrarresta los efectos de pasar tanto tiempo sentado con sus caderas y rodillas en ángulos de 90 grados.

Puede ser una postura muy desafiante para aliviar tu cuerpo del estrés, así que manéjate en ella lenta y cuidadosamente, para hacerla arrodíllate en una estera de yoga con las rodillas y los pies cerca de la distancia de la cadera.

Coloca las palmas de las manos en la parte inferior de la espalda, con los dedos apuntando hacia abajo, coloca tus codos juntos detrás de ti, inhala y mira hacia arriba hacia el techo, luego exhala mientras te arqueas hacia atrás, permitiendo que tu cabeza caiga hacia atrás pero con control.

Permanece allí o intensifica el estiramiento alcanzando tus talones con tus manos, manteniendo el arco en tu parte posterior mientras que empujas tus caderas adelante.

Posición de la vaca para Aliviar Tu Cuerpo del Estrés

El dolor de espalda afecta a casi todos en algún momento de la vida, y la falta de actividad puede empeorar esta condición.

La posición de la vaca es una combinación de dos poses realizadas en una secuencia que fluye, afloja los músculos de la espalda, las caderas y los abdominales y fortalece la espalda y el cuello para mejorar la postura y el equilibrio.

También es una pose muy relajante, ayudando a aliviar el estrés del día, para hacerla comience en cuatro extremidades ambos pies y manos, con los hombros directamente sobre tus muñecas, tus caderas directamente sobre tus rodillas y una espina neutral.

Lentamente arquea la columna vertebral para que tu vientre vaya hacia abajo hacia el suelo así como el cóccix, los hombros y la cabeza los debes levantar, creando una forma de hamaca con la columna vertebral, obteniendo un estiramiento suave en tu cuello.

Vuelve a una espina neutral, y luego arquea tu espalda, agachando la barbilla, repite varias veces, haciendo transiciones suaves y alineando tu respiración con tu movimiento.

Aliviar Tu Cuerpo del Estrés

Posición  Savasana

La postura final de reposo, Savasana, es la más difícil y más importante pose de yoga,  incluso los practicantes avanzados que pueden contorsionar e invertir sus cuerpos de muchas maneras pueden encontrar la práctica como un reto.

Pero es esencial para terminar su práctica con cinco a diez minutos de relajación profunda, durante este tiempo, tu cuerpo comienza a cosechar los beneficios de tu práctica, tu mente se calma y puede pasar de su práctica al resto de tu día sintiéndote más refrescado(a).

Para hacerla acuéstate sobre tu espalda, extendiendo los brazos y las piernas fuera de la línea media de su cuerpo, abre las palmas de las manos y cierra los ojos, respira normalmente, permanece quieto y deja ir completamente cualquier cosa a la que tú te aferras, incluyendo los músculos y pensamientos.