Conoce estos 4 Beneficios Psicológicos del Yoga

Posturas y beneficios psicológicos del yoga

El yoga y la psicología, son dos ramas cuyo objetivo principal es conseguir el bienestar de la persona y que también se sienta realizada humanamente. Y esto es posible encontrando el punto de integración en el que la persona sea capaz de definir su identidad verdadera con los beneficios psicológicos del yoga.

El yoga es una disciplina de mucha antigüedad, la cual hace que la persona que la practica trabaje tanto su físico como su mente, la misma se ha expandido alrededor del mundo y la principal razón de esto es que el yoga aporta gran cantidad de beneficios, entre ellos un buen estado de salud mental, excelente forma física y bienestar espiritual.

Esto significa que esta práctica de miles de años de antigüedad, con el transcurrir de los años fue demostrando que es capaz de optimizar la calidad de vida de cada persona, y lo mejor de todo es que no solo lo hace en cuanto al físico, sino que también lo hace con la mente y con el espíritu de allí los beneficios psicológicos del yoga.

La psicología y su relación con el yoga

Una de las psicologías de más antigüedad es la del yoga, la misma se basa fundamentalmente en la práctica para así lograr libertar el interior de la persona.

 Ventajas y beneficios psicológicos del yoga

Por lo tanto, no es una psicología que se base en el ámbito académico, sino que va más hacia lo vivido, lo experimentado, además de que es muy profunda debido a que con ésta no solo se pueden conocer los inexplorados elementos de la psicología humana

Por ende, también se trata de purificar el subconsciente y dejar a un lado las presiones, los problemas y las confusiones típicas que se pueden hallar en la mente.

Toda persona que practica yoga, poco a poco irá aprendiendo la manera de trasladarse por las distintas superficies y capas de su mente, esto con el objetivo de determinar cuáles son sus limitantes internos para así erradicarlos y superarlos facilitando de esta forma la exploración y transformación integral de su yo interior.

La persona con el yoga va adquiriendo conocimiento para mirar y saber sobre sus estados mentales, reacciones e intenciones. Así se puede agrandar la conciencia y mejorar la capacidad de atención. Con el yoga se puede indagar todo lo que conforma el interior de la persona para así incrementar la sabiduría mediante las vivencias directas y no conceptuales.

Al practicar yoga, uno se está enfrentando a diferentes aspectos que conforman al subconsciente y a todas esas condiciones que limitan a la persona interiormente; y ahí es cuando el yoga hace efecto ya que posibilita la eliminación de tales condiciones para que así la persona vaya teniendo más libertad y lucidez.

De hecho, en la psicología se define de igual manera que en el yoga a una persona disfuncional, ya que establecen que la misma es un ser que no tiene madurez y que se engaña a sí mismo constantemente, alejándose así de la verdadera realidad e impidiéndole satisfacer profundamente sus necesidades primordiales y todo esto es producto de apego al ego lo cual hace anclarse a un mundo de fantasía donde se exige demasiado, no recibe verdadera satisfacción y donde impera el orgullo con gran intensidad.

Beneficios psicológicos del yoga

¿Cómo influyen las meditaciones como beneficios psicológicos del yoga?

El hecho de meditar, puede considerarse como una intervención quirúrgica a nivel mental con el objetivo de organizar la mente de una manera más sabia para que se consiga armonía en la misma. Consecutivamente, las diversas técnicas que existen en el yoga, permiten alertar a la conciencia, purificar la percepción, y dejar a un lado la automatización de la persona y así eliminar todo límite que se tenga de allí los.

El individuo mediante la práctica del yoga será capaz de desarrollar su conciencia y limpiar su subconsciente para expandir todo conocimiento del yoga o visión íntegra que tenga y esto es posible ya que la persona no estará bajo sometimiento de una percepción que se encuentra lejos de la realidad y de todos los elementos que no se encuentran en orden y que condicionan en el subconsciente.

Por estas razones es que tantos psicólogos a nivel mundial sugieren a sus pacientes practicar yoga, inclusive muchos de ellos también lo practican y cada vez más profesionales se van integrando al mundo yogui ya que se dan cuenta que con el yoga pueden centrar su yo interior permitiéndose así vivir equilibradamente en una sociedad en donde existe tanto desorden. Por lo tanto, el yoga es un tratamiento natural con el cual se puede lidiar los problemas comunes que se suelen vivir a diario.

Beneficios psicológicos del yoga

  • Aumenta la capacidad de concentración: La práctica del yoga permite mejorar a gran escala la capacidad para concentrarse, coordinarse, la memoria, el aprendizaje e inclusive optimiza la rapidez con la cual se reacciona y también mejora de forma significativa la toma de decisiones para la resolución de problemas.
  • Mejora el estado de ánimo: Entre los beneficios psicológicos del yoga esta que incrementa los niveles de serotonina, la cual es un neurotransmisor que en cuyas funciones se encuentra la regulación del estado anímico, por lo tanto las personas que tienen déficit de serotonina están más propensas a deprimirse y a desarrollar obsesión. Pero con la práctica frecuente de yoga es posible aumentar considerablemente la cantidad de serotonina que se tiene en el cuerpo, lo cual hace de esta disciplina un tratamiento ideal para quienes padecen de depresión o ansiedad.
  • Optimiza la calidad del sueño: En este caso, también se ve involucrada la serotonina, ya que la misma además de encargarse de la regulación del estado anímico, también puede regular el apetito e incrementar la cantidad de melatonina que se produce, la cual es una hormona encargada del control de los ciclos del sueño. Para que la persona pueda descansar correctamente es necesario que haya un nivel correcto de melatonina y por ende el yoga es una excelente opción para aumentar tales niveles que el cuerpo precisa.

Posturas y beneficios psicológicos del yoga

  • Disminuye el estrés: Hoy en día es bastante frecuente que las personas vivan estresadas ya que en el estilo de vida que se tiene en la actualidad está presente el ajetreo continuo, y el estar estresado con tanta frecuencia puede acarrear consecuencias negativas para las personas, entre ellas el deprimirse o estar ansioso. No obstante, los beneficios psicológicos del yoga son capacez de contrarrestar el estrés ya que con la práctica de éste se disminuyen los niveles de cortisol, la cual es la hormona que genera el estrés. Cabe destacar que ésta hormona es de gran importancia para el organismo ya que cumple funciones como la regulación y movilización de la energía del cuerpo cuando se encuentra estresado, sin embargo también puede conllevar a otros efectos cuando la misma es producida cuando no le compete.

Yoga Facial: Grandes Beneficios que no te Puedes Perder

ventajas del yoga facial

Existe una manera muy sencilla y entretenida para lucir un rostro mucho más atractivo y al mismo tiempo disminuir la aparición de arrugar y lograr la tonificación de la piel. Así es, todo esto es posible con el yoga facial el cual se basa en la realización de determinados ejercicios del rostro, así poco a poco irás tonificando la cara para evitar la flacidez, que es un gran problema en los rostros que no te hace lucir muy bien.

El yoga facial se basa en una mezcla de diversas posturas de yoga, ejercicios faciales y masajes. Es importante tener en cuenta que los ejercicios que se llevan a cabo cuentan con movimientos del rostro y expresiones del mismo.

Son ejercicios bastantes sencillos, y contribuirán a que hagas uso de los músculos de la cara, obteniendo de esta forma resultando muy positivos, y lo mejor de todo es que no requerirás esforzarte mucho para poder lograrlos, ya que muchas personas no son muy amantes de hacer ejercicios por tiempos prolongados, pero con el yoga facial no tendrán problema ya que sus sesiones diarias son relativamente cortas.

Cada resultado se irá notando gradualmente, serán notables en cuanto a que tus músculos del rostro estarán más relajados y que tu piel tendrá firmeza y tonificación.

 Es fundamental saber que la cara está conformada por aproximadamente 60 músculos los cuales pueden tonificarse de igual manera que se hace con otros grupos musculares del cuerpo.

Un ejercicio que no requiere mucho tiempo diario

Estos ejercicios son aptos para todas las personas, por lo que sea quien sea sin importar el género o la edad podrán llevarlos a cabo sin ningún tipo de problema y lo único que necesitarás son alrededor de 15 minutos diarios; puedes hacerlo mientras estás en el auto, en frente de un espejo, viendo la televisión, etc.

mejores ejercicios de yoga facial

Asimismo, jamás será demasiado tarde para que empieces a ejercitarte, por lo que la edad no será impedimento alguno para que tonifiques tus músculos con el yoga facial. Es sumamente grandioso trabajar el rostro, y con ejercicios muy simples que te harán sentir muy bien y lucir de maravilla.

La respiración también juega un papel crucial en el yoga facial, inclusive se considera que las personas a diario no respiran como es debido. Por ende, es esencial sincronizar y centrar la atención en la respiración al mismo tiempo que se están realizando los ejercicios del yoga.

Cada ejercicio precisa de una buena respiración, de que estés relajado tanto a nivel físico como mental.

Está comprobado que puedes mejorar la apariencia de tu rostro sin que tengas que dedicar mucho tiempo a esto, con tan solo 15 minutos algunos días a la persona, y complementando los ejercicios con algunos masajes en el rostro, podrás ir notando los grandiosos resultados.

No lo dudes más, y anímate a practicar yoga facial, solo tendrás que seguir una rutina de ejercicios predeterminada regularmente a la semana, y así mejorarás el aspecto de la piel de tu rostro y de tu rostro en general.

Los beneficios del yoga facial

Son varios los beneficios que aporta la práctica del yoga facial, pero principalmente te brindará bienestar y esto es algo que es excelente para tu cuerpo en general. Entre los beneficios del yoga facial podemos encontrar:

  • Disminuye el estrés, el cual es uno de los causantes de que aparezcan arrugas y líneas de expresión.
  • Hace que la piel luzca más joven.
  • Tu piel se vuelve más elástica y luce más viva.
  • Los músculos del rostro y del cuello se fortalecen, lo cual previene la flacidez.
  • Tu cara empieza a volverse más expresiva y se reducen las líneas de expresión, esto significa que podrás hacer expresiones con tu cara sin que estas dejen marca.
  • Evita que aparezcan patas de gallo, fortalece a los párpados.
  • Fortalece a tus pómulos levantándolos al mismo tiempo. El levantamiento de pómulos aunque no lo parezca es algo que puedes lograr sin la necesidad de alguna intervención quirúrgica.

ventajas del yoga facial

  • Tus labios lucirán con más fortaleza, de igual manera que sucede con los pómulos, sin inyectarte ni operarte.
  • Optimiza la circulación sanguínea del rostro, en general los ejercicios son buenos para que la sangre circule mejor; por ende los del rostro no se quedan atrás y te beneficiarán una zona que es visible para todos.
  • Tu piel se regenera con mayor rapidez, logrando un lapso de regeneración de aproximadamente 30 días. Con el transcurrir de los años la regeneración demora más tiempo y no se lleva a cabo con tanta efectividad, pero con la realización de yoga facial es posible contrarrestar esto, haciendo un lado a células del rostro que ya no se necesitan.

 

Los mejores ejercicios de yoga facial

  • Mejillas: Coloca tus manos (excluyendo el pulgar) en tus mejillas, específicamente en donde se encuentra la unión de los músculos con cada maxilar. Deberás contraer tu mandíbula haciendo presión en dicha zona. Luego tienes que inspirar, y al momento de soltar el aire intenta mover los labios, músculos y tu rostro hacia adelante, al mismo tiempo debes bloquear los músculos maxilares con las manos.
  • Labios superiores: Coloca cada pulgar en la parte de abajo del labio superior, en la zona del medio. Luego toma aire, estando ya listo para que en la exhalación presiones los pulgares en tus encías. A la vez debes llevar el labio superior hacia el frente con sus músculos. Este procedimiento lo deberás repetir 5 veces.
  • Arrugas verticales: Tus dedos corazón, meñique y anular de tus dos manos ponlos en la zona de arriba de la frente, justamente en la línea en donde empieza a crecer el cabello. Posteriormente tienes que contraer hacia arriba y hacia abajo cada músculo de la frente, complementando estos movimientos con los dedos mencionados. Este ejercicio precisa que lo repitan 10 veces.

beneficios del yoga facial

  • Mentón: Este ejercicio es muy bueno para evitar la aparición de papada, solo tendrás que colocar tus manos cruzadas encima del pecho, y luego mover el mentón hacia arriba, generando la mayor tensión que sea posible. Luego de que estés en esa postura, gira la cabeza hacia ambos lados conservando la tensión. Haz 10 repeticiones de este ejercicio.
  • Cejas y párpados: Tienes que inspirar manteniendo los ojos muy abiertos y con la cabeza recta. Posteriormente al exhalar, eleva lo máximo posible a tus cejas. Cuando no tengas aire en tus pulmones, mantén tal postura por 5 segundos. Repite estos pasos 10 veces.

4 Excelentes Estiramientos de Yoga para Aliviar el Nervio Ciático

tipos de dolores en el nervio ciático

El nervio ciático es el nervio más grande del cuerpo y el mismo se encuentra conformado por diversas terminaciones nerviosas que se originan en la columna vertebral. El nervio ciático inicia en la zona donde termina la columna, atraviesa los glúteos y algunas zonas del muslo hasta las rodillas, al llegar a las rodillas este se distribuye en el nervio fibular común y en el nervio tibial; y de esta manera es que llega hasta los pies. En todas estas zonas mencionadas es posible que este nervio origine algunos dolores acompañados de puntadas, choques eléctricos y hormigueo.

En ocasiones el nervio ciático se inflama, pero lo bueno es que hay variedad de maneras para desinflamarlo o aliviarlo, ya sea con el consumo de medicamentos, fisioterapia o ejercicios como por ejemplo el yoga.

De hecho, muchas de las lesiones que puedan ocurrir en la zona de debajo de la columna, pueden influir en cada nervio que está conectado al nervio ciático, conllevando así a que la persona sienta mucho dolor en todo el trayecto del nervio.

Ejercicios de yoga para el nervio ciático

El nervio ciático ayuda a las personas a sentir, les brinda fortaleza en las piernas y además contribuye en los reflejos. El mismo hace posible la conexión entre la médula espinal con algunos músculos de los muslos, las piernas y los pies. Por este motivo cuando sucede algún problema con el nervio ciático, puede sentirse en distintas zonas ya sea en los tobillos, los dedos de los pies, los pies, las piernas.

Los tipos de dolores en el nervio ciático

Existen distintos tipos de dolor en el nervio ciático, los cuales serán determinados por los síntomas que presenta la persona. Entre estos dolores se encuentran:

  • Ciática de la raíz del nervio S1: Este es el dolor originado en la zona más baja de la columna vertebral, además de dolor es posible que se entumezcan los músculos de los pies. Esto puede hacer que la persona se sienta débil y no pueda ni siquiera elevar el talón del piso o caminar en puntitas. Asimismo existe la posibilidad de que la persona tenga una disminución de algunos reflejos.
  • Ciática de la raíz del nervio L4: Su ubicación es la zona baja de la columna, el dolor suele estar acompañado por el entumecimiento de los músculos inferior de las piernas y de los pies; inclusive puede dificultar a la persona el movimiento para colocarse en puntitas, asimismo también se reduce el reflejo rotuliano.
  • Ciática de la raíz del nervio L5: Cuando esta zona es la afectada, lo más probable es que la persona que padece el dolor presente una debilitación en los dedos gordos del pie y en los tobillos, lo que hace que los pies luzcan caídos. Además los músculos de arriba del pie tienden a entumecerse, sobre todo los que forman parte del dedo gordo del pie.

Las causas de la ciática

Con ciática se hace referencia al dolor que se presenta en todo el trayecto del nervio ciático, el cual va desde la parte baja de la columna, los glúteos y pasa por cada pierna. En la mayoría de los casos la ciática solo suele afectar un solo lado del cuerpo.

Causas de la inflamacion del nervio ciático

En la mayoría de los casos la ciática hace presencia cuando hay una hernia discal, un estrechamiento de la columna vertebral, un espolón en la columna vertebral, etc. ya que todo esto puede comprimir el nervio ciático generando así dolores, inflamación y entumecimiento.

En ocasiones el dolor de la ciática se considera como una emergencia médica, pero esto no siempre sucede ya que hay excepciones en los que puede mejorarse el nervio con algún tratamiento de tan solo semanas.

La ciática ocurre por el nervio ciático que se encuentra comprimido, por las distintas razones explicadas con anterioridad. Inclusive a veces hasta la diabetes puede ocasionar un deterioro del nervio y por consiguiente se empiezan a presentar molestias en el mismo. Aunque también existen algunos factores de riesgo que incrementan la posibilidad de sufrir de ciática los cuales son:

  • Ser obeso: Cuando una persona es obesa, significa que la columna deberá cargar más peso que el que debería normalmente, esto contribuye a que hayan cambios en las espinas dorsales y por consiguiente esto da lugar a la ciática.
  • La profesión u oficio: A veces desempeñas labores en las que debes girar la espalda repetidamente, trasladar objetos muy pesados, o incluso manejar un auto por tiempos prolongados; todo esto tiene relación con la ciática a pesar de que no está comprobado aún del todo.
  • Diabetes: Es una enfermedad que influye en gran medida en la manera en que el cuerpo hace uso del azúcar en la sangre, incrementando así la posibilidad de lesionarse algún nervio.
  • Estar mucho tiempo sentado: Cuando alguien se la pasa sentando por lapsos de tiempo muy largos, o que tienen un estilo de vida que opta por el sedentarismo, tienen mayor riesgo de sufrir de ciática en comparación con una persona activa físicamente.
  • La edad: Con el transcurso del tiempo ocurren algunas modificaciones en la columna vertebral, además de que suelen desarrollarse hernias discales y espolones; siendo estos grandes causas de la ciática.

Ejercicios de yoga para la ciática

Rodilla al pecho

Acuéstate sobre tu espalda, mueve tu rodilla hasta que toque tu pecho al mismo tiempo que la otra pierna restante la conservar recta en el piso. Tienes que hacer presión en las piernas que flexionas en tu pecho. Esta postura la mantienes por 30 segundos.

La paloma de pie

Esta es una postura que se caracteriza por su gran simplicidad para ejecutarla, pero no por esto significa que sea menos efectiva, ya que realmente su eficiencia es mucha para aliviar los dolores. Lo único que deberás hacer es tener cerca una mesa o superficie que esté al nivel de tu cadera, luego monta una de tus piernas encima de la mesa e inclina tu cuerpo hacia el frente, luego repites este procedimiento con la pierna contraria.

tipos de dolores en el nervio ciático

Postura tendida del dedo grande del pie

Deberás acostarte en el piso en una esterilla, pon tus piernas rectas y júntalas. Luego debes elevar la pierna izquierda y colocarle una cinta o pierna en la zona externa del pie. Tienes que estirar la pierna lo máximo posible para posteriormente mientras mantienes tus piernas estiradas intentes tirar hacia abajo la cuerda de manera tal que procurar acerca la pierna a tu nariz. Par finalizar sujeta solamente con tu mano izquierda la cuerda y con lentitud ve bajando la pierna hacia la izquierda de manera tal que se encuentre perpendicularmente al cuerpo. Estos pasos deberás seguirlos igualmente con la pierna contraria.

Giro sentado

Tienes que sentarte estirando las piernas, después deberás doblar una pierna y colocarla encima de la otra. Te quedará una pierna estirada, ésta la debes flexionar para que así el talón toque tus glúteos. Cuando sientas comodidad con la postura, es momento de que empieces a girar con lentitud tu cuerpo en sentido a la pierna que pusiste encima.

4 Posturas de Yoga para Aliviar el Dolor de Cabeza Exitosamente

Yoga y dolor de cabeza

El dolor de cabeza es una molestia que se presenta valga la redundancia en la cabeza, el cuero cabelludo y hasta en el cuello. Generalmente es ocasionado por motivos que no representan ningún peligro, aunque claro hay casos en los que sí se debe prestar atención porque la cuada puede afectar la salud de la persona.

Las personas que padecen mucho de dolores de cabeza, pueden solucionar ese problema realizando algunas modificaciones en su manera de vivir, haciendo actividades que las relajen, y excepcionalmente tomando medicamentos.

La gran mayoría de las personas del mundo han experimentado por lo menos una vez en sus vidas dolor de cabeza, de hecho son muchos los que acuden a donde un médico por este motivo, convirtiéndose así el dolor de cabeza una de las primeras razones a nivel mundial de visita al médico, sobre todo con médicos neurólogos.

 Los síntomas y causas del dolor de cabeza

Cada persona experimenta de manera distinta los dolores de cabeza, convirtiéndose así en algo subjetivo que está asociado personalmente con cada paciente, por lo que lo síntomas son muy variados.

La medida y el tipo de dolor de cabeza dependen también de la parte emocional y del cómo afecta esta molestia a las actividades cotidianas, tales como ir al trabajo, socializar, estar en familia.

Yoga facial dolor de cabeza

En la mayoría de los casos las personas acuden a donde un médico porque ya no toleran la dimensión del dolor de cabeza ya que este no les permite desenvolverse normalmente para realizar sus actividades.

El médico al momento de evaluar, debe elaborar un historial médico y llevar a cabo los exámenes necesarios. La finalidad de esto es determinar el motivo del dolor y así saber cuál es el mejor tratamiento para el mismo. Es de suma importancia conocer la diferencia entre padecer dolor de cabeza sin ninguna causa que sea peligrosa y el dolor de cabeza cuyo motivo puede representar un gran problema para la salud, este último suele ser producto del padecimiento de alguna enfermedad.

Entre las causas más comunes del dolor de cabeza se encuentran:

  • El estrés: Es de las causas más usuales de gran cantidad de dolores de cabezas, sobre todo aquellos que están asociados a la tensión o a la migraña. Lo bueno es que hay una diversas enorme de formas con las que puedes disipar los dolores de cabeza que tienen esta causa, tal como hacer yoga, meditar, relajarse y hacer ejercicio.
  • No dormir bien: Dormir la cantidad de tiempo adecuada es de gran importancia, por lo que se recomienda dormir alrededor de 8 horas diarias, aunque esto también irá variando con el transcurrir de los años y la energía que deba gastar cada persona en su vida cotidiana. Asimismo, igual es fundamental que el sueño no sea interrumpido.
  • No tener un horario adecuado para comer: Pasar mucho tiempo sin comer es posible que te produzca dolores de cabeza debido a que las reservas de azúcar en la sangre disminuyen y estas son esenciales para poder conservar activo el metabolismo. Esto conlleva a que se liberen hormonas muy parecidas a las que se liberan cuando la persona está estresada. Por ende se sugiere que cada 4 horas consumas una porción pequeña de comida.
  • Tener mala postura: Cuando una persona tiene una mala postura, hace que la tensión se vaya acumulando en los músculos ubicados en el cuello, hombros y la cabeza; y esto con el tiempo genera un dolor de gran intensidad debido a que los músculos se contraen. Para que esto no ocurra es crucial que seas cuidadoso con tu postura, especialmente cuando te sientas; además también es recomendable que hagas actividad física regularmente ya que así tus músculos se fortalecen y mejoran tu postura.

Yoga y dolor de cabeza

El yoga y su efectividad para tratar el dolor de cabeza

Hoy en día las personas suelen tener una vida muy ajetreada y llena de estrés, cansancio; añadiendo que por distintos motivos deben estar en frente de un computador mucho tiempo. Por esto es bastante común que las personas una que otra vez padezcan de dolor de cabeza, inclusive lo padecen con mucha frecuencia. No obstante, hay posturas del yoga que cuando se complementan con una correcta respiración realizada tranquila y conscientemente, terminan siendo una gran solución para esta molestia, y lo mejor de todo es que no necesitas acudir a los típicos medicamentos para tratarlo.

Cuando tengas dolor de cabeza, es importante que no realices actividad física de mucha intensidad, con música a un volumen muy elevado y/o en lugares que sean muy cerrados y no se puedan ventilar bien. Sin lugar a dudas, el yoga es una excelente opción debido a que cuando respiras profunda y conscientemente tu cerebro se oxigena, y cuando realizas asanas invertidas conllevan a la activación de la circulación de la sangre, por lo que se aclare tu menta y mejora también tu concentración.

Las mejores posturas de yoga para aliviar el dolor de cabeza

  • Viparita Karani: Debes acostarte boca arriba, apoyando tus glúteos en una pared. La zona inferior de las piernas tienes que encontrarse igual contra la pared de manera tal como se si trata de que estuvieses acostado en el suelo realmente, haciendo así una forma de L.
  • Savasana: Todo tu cuerpo debe estar apoyado sobre el suelo. Luego tienes que estirar tus brazos y piernas de manera cómoda y relajada formando una X. Si te llega a incomodar esta postura, puedes hacer uso de una almohada debajo de tus rodillas.
  • Balasana: Deberás arrodillarte inclinando tu cuerpo por encima de tus rodillas, posteriormente tienes que colocar tus manos en el piso encima de ti y tus palmas deben estar en dirección hacia abajo.

Yoga contra el dolor de cabeza

  • Postura del perro boca abajo: Pon tus manos y las puntas de tus pies de manera firme y apoyándolos en el suelo, presionando tu cadera en el aire. Es importante que dejes poca distancia entre tus manos y pies. Extiende por completos tus brazos y haz presión en el pecho en dirección hacia el suelo.

¿Sabes qué es el Beer Yoga y sus Maravillosos Beneficios?

Características del Beer Yoga

Últimamente el yoga se ha convertido en una actividad bastante popular, lo cual lo convierte en una de las disciplinas más practicadas a nivel mundial. Y ahora llega una nueva modalidad del Yoga, denominado como Beer Yoga, y como su nombre lo indica está asociado con la cerveza y se basa prácticamente en el consumo de cerveza mientras se practica yoga.

Según muchos expertos, esta innovación puede resultar muy beneficiosa a nivel mental, corporal y también en el alma. El Beer Yoga tiene su origen en Alemania, y fue diseñado con la finalidad de que los amantes de la cerveza no tuviesen la necesidad de dejarla para practicar yoga.

De igual manera, así el momento de entrenar se hace más grato ya que en cada movimiento que se va realizando se toma un poco de cerveza. Puede que esto resulte bastante entretenido para los practicantes, pero vas mucho más allá que esto ya que la sensación placentera que genera el hecho de beber cerveza hace que la persona pueda concentrarse más.

  Beneficios del Beer Yoga

Por lo tanto, no creas que no es posible vivir una vida saludable en donde consumas cerveza ya que hoy en día con el Beer Yoga sí es posible.

¿De qué consta el Beer Yoga?

Este tipo de yoga se sale de lo convencional, siendo inclusive hasta muy polémico ya que el hecho de agregar alcohol a una práctica como esta no es para nada usual. Cabe destacar que además de permitir el consumo de cerveza mientras se practica yoga, también se hace uso de la botella en sí para hacer las distintas posturas.

De esta manera es posible atraer a aquellas personas que les encanta ir a establecimientos a beber y motivarlos a que realicen actividades productivas que vayan más allá del consumo de alcohol. Inclusive, esta disciplina pueden empezarla a practicar las personas desde que tienen 16 años de edad y así hacer una combinación entre el alcohol y la filosofía del yoga.

Para practicar esta modalidad del yoga no es necesario que hayas practicado antes yoga, lo único que necesitas para empezar a practicarlo es que te guste la cerveza por supuesto. En cada sesión irás aprendiendo nuevas asanas en las cuales en la mayoría deberás hacer equilibrio con la botella de cerveza en tu cabeza. La duración de cada clase es de una hora y a pesar de tener poco tiempo de haber salido esta práctica, son muchas ya las personas que han optado por practicarla.

Características del Beer Yoga

Es fundamental saber que tanto el yoga como la cerveza son consideradas como unas especies de terapias que se han ido implementando desde hace miles de años atrás, y la unión de ambas resulta como algo reconfortante para quienes lo practican.

Las características del Beer Yoga

Las sesiones del beer yoga se basan mayormente en el equilibrio, ya que es fundamental para las asanas que se deben realizar. También se caracteriza por el alto nivel de sociabilidad que tienen los practicantes en esta modalidad de yoga, por lo que podría decirse que las personas podrán enriquecerse socialmente más que concentrarse, además de que las posturas que se realizan son muy peculiares, teniendo en cuenta que tendrás que ser muy cuidadoso para que no se te caiga la botella de cerveza.

 

No obstante, los amantes del yoga difieren un poco en cuanto al Yoga Beer ya que con este tipo se tiene un objetivo que apunta más hacia el entretenimiento mientras realizas movimientos y bebes cerveza.

No cabe duda alguna que tener buena figura, ejercitarse y al mismo tiempo consumir alcohol puede ser el sueño de muchos, y lo mejor de todo es que ya es toda una realidad. Asimismo, está claro que si una persona en la punta de la esterilla  en donde se va a estirar tiene una cerveza, se verá más motivada a estirarse para poder beber un trago de ésta.

Otro dato muy interesante es que este tipo de yoga no fue diseñado para practicarlo con mucha frecuencia, solo es para hacerlo con determinada regularidad. De hecho, los creadores del Beer Yoga recomiendan que solo se haga una sesión de esta disciplina a la semana.

De qué consta el Beer Yoga

Beneficios del Beer Yoga

Para poder determinar los ejercicios del Beer Yoga, se debe llevar a cabo una especie de unión entre los beneficios del yoga y los de la cerveza. Por lo que los beneficios de esta disciplina vendrían siendo los siguientes:

  • De igual manera que en el yoga convencional, practicar Beer Yoga puede resultar bastante beneficioso, a pesar de que hayan muchas opiniones contrarias al respecto; uno de los beneficios que más destaca es que se potencia la fuerza de la unión existente entre el cuerpo y la mente.
  • Se lleva a cabo la tonificación de los músculos de una manera muy eficiente debido a que se precisa de tener muy buen equilibrio.
  • Te optimiza los distintos sentidos.
  • Hace uso de las propiedades de la cerveza para que así se ejerza una liberación de endorfinas, cuya finalidad es producir felicidad en las personas.
  • Las personas se divierten mucho cuando lo practican, y esto es evidente ya que es la combinación de dos actividades que son muy amadas por las personas: consumir cerveza y hacer yoga.
  • Es excelente para el alivio de los dolores de los músculos y de las zonas lumbares.
  • Con la práctica de Beer Yoga te sentirás en equilibrio a nivel mental y corporal.

Por lo tanto, vale totalmente la pena practicar esta modalidad innovadora de yoga; aunque muchos hoy en día lo consideran simplemente como una moda de los millennials. La realidad es que la práctica del Beer Yoga ayuda en gran medida a ser estable emocionalmente, combinando el hecho de estar en forma con la armonía mental. Es muy seguro que cada vez que salgas de una sesión de esta disciplina saldrás sonriendo, lleno de felicidad y con la mente despejada de todas las presiones del día a día.

5 Errores Muy Comunes en la Practica de Yoga que no Conoces

Beneficios de la practica de yoga

La  practica de yoga es una de las disciplinas más ejercidas en la última década, especialmente en los países del occidente. No obstante, los inicios del yoga se remontan desde cientos de años atrás, y según diversas investigaciones los propulsores de esta actividad física fueron los indios y pakistaníes.

Y aunque el yoga resulta ser muy popular hoy en día, no todos saben cómo practicarlo correctamente, por lo que es muy común ver personas que cometen determinados errores en la ejecución de las diversas asanas o posturas.

Es importante tener en mente que cuando se empieza la practica de yoga puede que se te complique un poco, pero solo es cuestión de práctica para que te resulte sencilla la realización de esta disciplina ya que existen muchas asanas, las cuales se pueden adaptar tanto a tu capacidad física como a tu edad.

Consejos para la practica de yoga

El yoga es una increíble manera para desarrollarte en distintos ámbitos, especialmente en el ámbito personal; y es que es casi que de manera inmediata que empiezas a practicarlo que tu cuerpo y mente se introducen profundamente en esta disciplina. Asimismo, para que puedas sacarle el máximo provecho a tus clases de yoga es fundamental que no cometas errores que son muy frecuentes en la práctica de esta actividad milenaria.

Lo necesario para la practica de yoga

La practica de yoga resulta muy ventajosa por el hecho de que no se precisa de muchos materiales, solo debes contar con una esterilla que no se deslice, una manta con la que puedas cubrirte y ropa que te haga sentir cómodo.

Además, para poder practicar yoga óptimamente debes concientizarte respecto a tu cuerpo, y esto lo logras con la ejecución de las asanas, por ende se sugiere que en cada sesión de yoga empieces con las posturas más simples que no demanden mucho esfuerzo y gradualmente vayas ejecutan posturas de mayor dificultad, porque así podrás prestarle en un comienzo más atención a la manera en la que respiras, lo cual es trascendental en la práctica del yoga.

Se recomienda que si eres nuevo en la práctica del yoga, inicies tomando clases de yoga con un profesor ya que este te puede guiar, aconsejar y corregir la forma en que realizas cada postura. De igual manera, esa persona puede determinar cuáles son las posturas que más te convienen y cuáles son las que no debes ejecutar para evitar algunas lesiones a nivel físico.

Así que, ya sea que practiques yoga en un centro especializado o que lo hagas desde la comodidad de tu casa, tener una voz que te guíe en la práctica de esta disciplina resulta muy ventajoso porque así realizar las asanas con un determinado orden y con una secuencia que te permitan alcanzar el objetivo que tú quieres, además de que también te resulta mucho más fácil centrar tu atención en tu respiración.

Errores usuales en la practica de yoga

 Consejos para la practica de yoga correctamente

  • No te apresures: En el yoga lo que menos debes tener es prisa, es una disciplina en la cual debes ser muy paciente e ir lento, porque así podrás conocer mejor tu cuerpo y que el mismo responda adecuadamente a la realización de cada asana, y por supuesto las posturas tienen un lapso de tiempo específico en el que deben realizarse.
  • Concéntrate solo en la práctica de yoga: Es muy común que las personas se desconcentren rápidamente o que no logren colocar su mente en blanco para centrarse solo en el yoga. Pero esto también es cuestión de práctica, y esto se lleva a cabo mediante la respiración; solo tendrás que concentrarte única y exclusivamente en la forma en la que respiras y así se te facilitará el proceso.
  • La respiración es lo más importante: La respiración en el yoga es imprescindible para que puedas concentrarte y hacer a un lado el resto de los pensamientos. Procura respirar únicamente por la nariz y a un ritmo constante que sea pausado, asimismo tendrás que complementarla con los movimientos para exhalar o inhalar lo cual dependerá en gran medida de cada asana que realices.
  • No empieces con asanas que precisen de mucho esfuerzo: Empezar cada sesión de yoga bruscamente no es recomendable para nada, ya que lo ideal es que las inicies con posturas simples y de poco esfuerzo para que tu cuerpo se vaya acostumbrando de manera gradual y así luego si puedas llevar a cabo correctamente la ejecución de asanas más complicadas.

Los errores más usuales en la practica de yoga

No hacer un calentamiento previo

De manera previa a una sesión de yoga es crucial que la calientes, de igual manera que se hace antes de practicar cualquier deporte. Sin embargo, son muchas las personas que obvian la parte del calentamiento antes de empezar la práctica del yoga ya que piensa que el yoga no es una actividad física en sí, y en eso están totalmente equivocados ya que calentar previamente es importante y necesario porque así se evitan lesiones y desgarres.

Hacer uso de mucha fuerza

Si practicas yoga esforzándote demasiado, lo único que conseguirás es estresarte tanto a nivel físico como mental, y esto es todo lo contrario a lo que se quiere lograr con la práctica de esta disciplina. Sentirte estresado en el yoga no te beneficia en ningún sentido y solo te complica la realización de las asanas.

Comparar tu avance con el de los demás

La sociedad actual suele competir en los distintos ámbitos de la vida, es algo a lo cual ya las personas estás acostumbradas por lo que quieren destacar ante los demás. Sin embargo, en el yoga esto no es así, no se trata de una disciplina de competición y cada persona se desempeña en la misma de una manera distinta. Asimismo, las clases de yoga están compuestas por bastantes personas y cada una se encuentra en distintos niveles de experiencia, por lo que no es motivo de preocupación que rindas más o menos que los demás.

Beneficios de la practica de yoga

No hacer la relajación final

Las sesiones de yoga han de finalizar con un ejercicio de relajación, porque así tu cuerpo y tu mente pueden descansar y relajarse, e inclusive es un tiempo que puedes utilizar para la meditación. Este ejercicio debería abarcar un tiempo que dure aproximadamente 15 minutos, sin embargo son muchas las personas que terminan la práctica del yoga sin llevarlo a cabo. No hay que restarle importancia a esta relajación final ya que con esta liberas tensiones y te calmas.

Dedicar demasiado tiempo al yoga

Otro gran error que suelen cometer las personas es practicar el yoga en sesiones de tiempo muy prolongados, sin embargo hacer mucho yoga también puede resultar dañino para la salud, sobre todo para los músculos. Por ende, lo ideal es que avances de forma gradual, no abuses de las sesiones de yoga con la finalidad de conseguir los resultados que esperas con mayor rapidez. Ir calmado en cada sesión de esta actividad es lo recomendable.

3 Posturas de Yoga Ideales para Cuidar la Salud de la Pelvis

Consejos para conservar la salud de la pelvis

Cuidar la salud de la pelvis es importante, esta es una zona de la anatomía que se ubica en la parte inferior del tronco. La misma está constituida por huesos pélvicos de conexión y  el saco. Puede decirse que la pelvis es similar a una especie de aro de huesos y es la cavidad en donde se hallan algunos órganos internos.

Asimismo, conjunto a los huesos de la pelvis, el torso se conecta con las piernas. La pelvis se divide en la pelvis grande y la pelvis pequeña; la primera se compone por el hueso sacro, una porción de la rama pubiana y fosas ilíacas, mientras que la pequeña se forma por los huesos que restas del sacro y cóccix, ramas isquiopubianas y cuerpo del pubis.

Del mismo modo, la forma de la pelvis depende del sexo de la persona, por lo que en las mujeres la pelvis suele tener más anchura y ser más baja, y el sacro es menos largo y más ancho que el de los hombres.

Posturas cuidar la salud de la pelvis

Son muchas las personas, mayormente las mujeres, que presentas problemas o molestias en la zona de la pelvis; y esto generalmente se debe a que tienen tal zona muy débil, ya sea porque se la lesionaron, porque hacen poca actividad física o por el embarazo.

Sin embargo, tales problemas pueden tratarse con la práctica del yoga, ya que hay bastantes posturas beneficiosas para la zona pélvica, lo mejor es que son posturas muy fáciles de ejecutar y que no tardarás mucho tiempo en notar resultados positivos, siempre y cuando la práctica de esta disciplina la lleves a cabo regularmente.

Clasificación de la pelvis

Desde una perspectiva médica, la pelvis se puede clasificar en distintos tipos dependiendo de la estructura que esta tenga. Por lo tanto, se dice que los tipos de pelvis son:

  • Pelvis androide: Es la estructura típica de la pelvis de los hombres, aunque en ocasiones es posible que las mujeres las tengan, especialmente las de raza blanca. Cabe destacar que estas pelvis no son ventajosas a la hora de tener un parto natural.
  • Pelvis ginecoide: Es la más ventajosa para las mujeres que dan a luz por parto normal ya que se caracterizan por ser amplias y redondeadas, tornándose un poco elípticas.
  • Pelvis antropoide: Su estructura es muy similar a la de la pelvis ginecoide, con la diferencia de que esta tiene una rotación de 90 °, lo que significa que su forma es como la de un óvalo o una elipse, y es la pelvis más común en las personas, específicamente mujeres de raza negra.

 

Consejos para conservar la salud de la pelvis con el yoga

Mantener la salud de la pelvis es de gran importancia, sin embargo para hacerlo tienes que estar al tanto de algunos factores y que si presentas alguno de estos lo mejor es que asistas a donde un médico. Entre estos factores podemos encontrar:

  • Hace seis meses o menos de que fuiste intervenido quirúrgicamente en el área pélvica, en este caso deberás primero consultar con tu médico tratante para que te autorice e indique si puedes o no practicar yoga.
  • Primero debes comenzar con posturas suaves y que las repeticiones de cada una estas no se excedan de las 3 repeticiones. A medida que vayas adaptándote a estas posturas, sí podrás aumentar las repeticiones, pero que ese aumente sea de forma gradual.
  • No te apresures, no hay presión alguna en la realización de cada postura; lo único que conseguirás apresurándote es incrementar la posibilidad de padecer de una lesión.
  • Es importante que cada asana que ejecutes lo hagas sintiendo comodidad y que no te generen ningún tipo de molestia. En caso tal de que alguna postura te resulte incomoda entonces se recomienda que disminuyas la intensidad de la misma.

Consejos para conservar la salud de la pelvis

De manera generalizada, las posturas de yoga para contribuir en la salud de la pelvis son muy fáciles de llevar a cabo, y lo recomendable es que hagas una serie de cada postura a diario.

Esto se recomienda aún más si no eres de hacer mucha actividad física o si tienes mucho tiempo inactivo físicamente o si presentas alguna molestia en tu pelvis. Luego con el transcurrir del tiempo estarás apto para ir experimentando con otras posturas.

 

Posturas cuidar la salud de la pelvis

La montaña

Es una de las más efectivas cuando se trata de conservar la salud de la pelvis, debido a su sencillez para realizarla y que además puedes hacer varias repeticiones de estas a diario. Con la realización de esta asana podrás notar mejoras en tal solo algunas semanas. Además esta postura se sugiere para optimizar tu postura, disminuir los dolores de la espalda y ser más elástico. Inclusive es una excelente manera de relajar los músculos. Para su realización deberás:

  • Colocarte de piel con la espalda completamente recta, tu cabeza debe encontrarse un poco levantada y estirando tu cuello, sin esforzarte de más.
  • Respira de manera profunda, juntando tus piernas, y tus pies deberás presionarlos entre sí.
  • Tienes que relajar tu cuerpo completamente e ir separando lentamente tus dedos; luego repite nuevamente el procedimiento para que juntes tus piernas y liberes presión.
  • Posteriormente tienes que distribuir igualadamente tu peso entre las dos piernas y hacer presión en tu vientre, después elévate de manera lenta.
  • Tus brazos deberás extenderlos hacia tus lados y conservar las palmas de tus manos en tus muslos, tus dedos júntalos con el objetivo de que apunten hacia abajo y estirar tu espalda. Conserva esa posición por 30 segundos y haz 3 repeticiones de la misma.

 Yoga para la salud de la pelvis

Upavistha Konasana

Es una postura bastante popular y muy conocida, y esto se debe a su efectividad para el cuidado de la salud de la pelvis, y que podrás notar mejoras desde el primer momento en que la llevas a cabo. Para ejecutarla debes:

  • Sentarte con tu espalda recta, separar tus piernas entre sí a una distancia considerable, de hecho lo máximo posible.
  • Luego de que te encuentres en tal posición, sigue manteniendo tu espalda erguida y dóblate hacia el frente procurando tocar el suelo con tu frente.
  • Para finalizar tienes que tocar los dedos de tus pies con tus manos y mantenerte así por alrededor de 2 minutos, luego con la práctica debes incrementar ese tiempo.

 

Ananda Balasana

También conocida como la postura del bebé y es muy útil para aumentar la flexibilidad de las caderas y conservar la salud de la pelvis, sobre todo si se tiene algún problema crónico en las mismas. El proceso para llevar a cabo esta postura es el siguiente:

  • Tienes que acostarte boca arriba, subir las piernas de manera tal que tus rodillas toquen tu pecho.
  • Posteriormente, agarra los dedos de tus pies y estira tus piernas hasta que estén erguidas en el aire.
  • No se precisa que las rodillas se estiren por completo, por ende las puedes flexionar de forma mínima para que así eviten sentir dolor mientras respiras.
  • La duración de esta asana se sugiere que se encuentre entre las 5 respiraciones.

5 Posturas de Yoga que Alivian los Cólicos Menstruales

Causas de los cólicos menstruales

La menstruación o el sangrado es completamente normal en las mujeres, y se trata del sangrado de la vagina que sucede cada cierto tiempo, con cólicos menstruales como parte del ciclo mensual de toda mujer.

Gran cantidad de mujeres presentan períodos menstruales que les generan dolor, los cuales también son conocidos como dismenorrea. El dolor por lo general suele ser producto de los calambres de la menstruación, que no son más que cólicos menstruales o dolores en la zona inferior del abdomen. Es posible que se presenten otros síntomas, como dolores en la zona baja de la espalda, diarrea, náuseas y dolores en la cabeza.

Cabe destacar que los dolores que se presentan durante el período menstrual no son lo mismo que el síndrome premenstrual, ya que éste último tiene síntomas totalmente distintos, entre ellos el incremente de peso, sentirse irritable, hinchada y con fatiga. El síndrome premenstrual en la mayoría de los casos se presenta alrededor de dos semanas antes del período menstrual.

Los cólicos menstruales pueden tener diferentes grados de intensidad, ya que pueden ser desde cólicos leves hasta cólicos muy graves. Los dolores característicos de la menstruación que son leves no se perciben mucho y suelen durar muy poco, inclusive las mujeres suelen describirlos solo como que sienten un poco pesado el vientre.

Poses de yoga para aliviar cólicos menstruales

Mientras que los dolores menstruales de severidad considerable, causan mucho dolor hasta el punto de que pueden dificultar el hecho de realizar las actividades cotidianas y en caso impiden la realización de estas por completa y la duración de este tipo de cólico suele ser de días.

Causas de los cólicos menstruales

Aunque para algunas los cólicos menstruales ni suelen sentirlos, para otras son toda una pesadilla, sin embargo lo principal es saber que existen dos tipos de cólicos menstruales, los cuales en este caso serán denominados como dismenorrea. La dismenorrea se clasifica en dismenorrea primaria y secundaria, y cada una de estas son causas por distintas razones:

 

  • Dismenorrea primaria: Es el cólico menstrual más frecuente, este se caracteriza porque no se genera por otra condición. Esto significa que la causa del mismo por lo general es que la mujer tiene muchas prostglandinas, las cuales son productos químicos provenientes del útero. Tales productos químicos ocasionan que el los músculos que se hallan en el útero se empiecen a contraer y a relajarse al mismo tiempo lo cual conlleva a los calambres.
  • Este tipo de cólicos es posible que empiece hasta dos días antes del período menstrual y su duración es solo de algunos días, sin embargo hay excepciones donde su duración es mucho más prolongada. En la mayoría de los casos, estos cólicos menstruales empiezan a hacer presencia desde la adolescencia luego de que la mujer tiene su primer período menstrual; y usualmente cuando la mujer va envejeciendo empieza a sentir menos dolores menstruales.
  • Dismenorrea secundaria: Este tipo de cólico suele hacer presencia a edades más avanzadas y su causa principal son diversas condiciones capaces de afectar al útero y los demás órganos del aparato reproductivo, tales condiciones pueden ser fibroides uterinos o endometriosis. Es bastante frecuente que la intensidad de este dolor menstrual vaya aumentando con el transcurrir del tiempo y el mismo puede presentar días antes del período y durar hasta días después de que termina el período menstrual.

Yoga contra los cólicos menstruales

El yoga como alternativa para aliviar los cólicos menstruales

Las distintas posturas que existen en el yoga son capaces de brindar mejoría para diversas molestias o afecciones del cuerpo. Y aunque hay especialistas que no recomiendan que las mujeres realicen ciertas actividades físicas cuando se encuentran en su período menstrual, esto no es del todo cierto ya que en el caso del yoga no hay ningún tipo de problema al practicarlo y el hecho de tener el período menstrual no es impedimento, solo es cuestión de procurar no realizar algunas asanas muy complicadas las cuales por lo general son las inversas.

Lo fundamental es que mientras la mujer esté en la sesión de yoga, centre gran parte de su atención a cómo se siente y a los síntomas que pueda presentar, y en caso de que lo precise por no sentirse bien, deberá determinar si es una posición en si la que le genera cierto malestar y suspender la sesión de yoga.

En caso tal de que llegues a sentir alguna molestia en la pelvis y en la zona inferior de la espalda, lo recomendable es que te sientes, acuestes o te pares (lo que te sea más fácil según la posición que estés realizando), hasta que los síntomas se te pasen.

Es fundamental que escuches todo aquello que tu cuerpo te quiere comunicar, ya que éste será tu guía que te permitirá determinar lo que puedes y no puedes hacer en cada sesión de yoga mientras tienes el período menstrual.

Cuando la mujer está el período menstrual, se sugiere que realicen asanas que no causen ninguna interferencia en el flujo de la menstruación y que tampoco le hagan gastar demasiada energía ya que durante esos días el cuerpo suele tener más debilidad además de que se cuenta con cantidades menores de hierro.

La finalidad de todo esto es lograr erradicar los cólicos menstruales, que no sientas molestias en la zona inferior de tu vientre y así puedas llenarte de fortaleza los días que dura el período menstrual, ya que se sabe que son días muy estresantes donde están presentes demasiados cambios a nivel de las hormonas.

Posturas de yoga para aliviar los cólicos menstruales

Upavistha Konasana

Deberás sentarte en el suelo, abriendo las piernas todo lo que te sea posible. Luego pon una manta o cojín al frente tuyo e inclina tu espalda hacia adelante hasta que toques con tu frente la manta o cojín que allí colocaste. Para finalizar estira tus brazos hacia el frente.

Paschimottanasana

Siéntate encima de una colchoneta, luego tendrás que estirar cada una de tus piernas hacia adelante. Luego inclina tu torso hacia el frente para intentar tocar las puntas de tus pies con tus manos, no te preocupes si no logras tocar las puntas de tus pies al inicio ya que esto es algo que se logra con el tiempo de práctica.

Sukhasana

Es una postura bastante simple pero muy efectiva que te hará relajarte y abrir un poco las caderas. Solo tienes que sentarte en el piso, cruzar las piernas y poner tus pies por debajo de tus rodillas, conserva tu cabeza y el cuerpo rectos.

Causas de los cólicos menstruales

Setu Bandha Sarvangasana

Acuéstate boca arriba sobre una colchoneta, luego tienes que flexionar tus rodillas hasta que logres tocar el piso con tus plantes de los pies. Tus brazos deberán ubicarse a los lados de tu cuerpo. Luego procederás a elevar la pelvis hacia arriba mientras te apoyas en tus hombros y cuello. Deberás subir y bajar la pelvis lentamente siendo muy cuidadosa.

Janu Sirsasana

Para esta asana puedes hacer uso de un apoyo, ya sea una manta o cojín. Para la realización de esta postura de yoga tienes que sentarte estirando una pierna hacia el frente y la otra pierna flexionarla hasta que tu talón logre tocar tus glúteos. Flexiona tu torso hacia el frente mientras estiras tus brazos. Procura tocar la punta de los pies con tus manos. Conserva esta posición por dos minutos y luego repite el procedimiento con la pierna contraria.

¿Sabías que el Yoga es Eficaz para Controlar Ataques de Pánico?

Yoga contra ataques de pánico

Imagina que estás tranquilamente sentado, leyendo el periódico y de la nada empiezas a sentir una sensación como si te fueses a desmayar, tu corazón acelera su ritmo, tus piernas tiemblan y tu respiración se encuentra entrecortada. Si lo has experimentado, entonces lo más probable es que sufras de ataques de pánico.

Aunque no parece creíble, hay personas que de manera repentina y sin motivo aparente, experimentan dolores en el pecho, sienten que se desmayarán, las piernas les tiemblan hasta el punto de pensar que su muerte está cerca. Y a pesar de que son síntomas similares a un ataque cardíaco, también es típico de toda persona que padece de ataques de pánico.

Es importante tratar los ataques de pánico ya que de lo contrario se pueden acarrear diversas consecuencias muy graves, entre ellas generar un desorden de pánico. Un ataque de pánico inclusive hasta puede volverse un impedimento para que la persona realice sus actividades cotidianas con total normalidad.

No obstante, lo bueno es que los ataques de pánico son completamente curables y mientras más rápido sean tratados será mucho mejor. Con ciertos tratamientos es posible disminuir y hasta eliminar los síntomas característicos de los ataques de pánico y así volver a vivir controladamente.

Poses de yoga para los ataques de pánico

Un ataque de pánico se puede describir como un episodio de temor el cual se caracteriza por su intensidad además de que es inesperado, debilita y paraliza a la persona que lo sufre.

Por lo general los ataques de pánico hacen presencia sin ningún tipo de aviso previo. A veces ni siquiera existe motivo alguno para que estos se generen, simplemente ocurren en cualquier circunstancia en la que te encuentres, hasta si estás en reposo o durmiendo.

 Causas de los ataques de pánico

Existe una teoría en la cual se estable que el cuerpo posee un sistema de alarma, el cual es en realidad un grupo de mecanismos a nivel mental y físico que posibilitan al ser humano enfrentar una amenaza, a veces éste sistema se activa cuando no hay necesidad de ello o cuando no hay amenaza alguna.

Sin embargo los especialistas que se dedican a estudiar los ataques de pánico, no han podido determinar con exactitud la razón por la cual ocurren y cómo ocurren los ataques de pánico, además tampoco se sabe con certeza el motivo por el cual algunas personas tienen mayor probabilidad de sufrir de ataques de pánico que otros.

Hay indicios de que es posible que sea congénito y por lo tanto la genética influye enormemente en esto para la determinación de quién será la persona que lo heredará.

No obstante, hay personas que no poseen ningún antecedente familiar respecto a los ataques de pánico y aun así sufren los síntomas característicos de estos. En ocasiones los ataques de pánico son producto de otra enfermedad, tensiones en las emociones o por medicamentos que incrementar la actividad cerebral de la zona que controla el miedo.

Los ataques de pánico pueden llegar a hacer presencia una sola vez en la vida de las personas, sin embargo a nivel mundial son muchos quienes sufren de ataques de pánico repetidamente.

A veces los ataques de pánico que periódicos, se generan por determinadas situaciones, tales como atravesar un puente, hablar públicamente, sobre todo cuando anteriormente estas circunstancias han ocasionado un ataque de pánico. En la mayoría de los casos, la circunstancia que ocasiona el ataque de pánico es la que causa que la persona se sienta amenazada y no pueda escapar de esto.

Beneficios del yoga contra ataques de pánico

El yoga para tratar los ataques de pánico

Lo principal para tratar los ataques de pánico con el yoga es determinar cuál es la causa en sí por la cual ocurren los ataques de pánico. Pero si no sabes cuál es la razón, tampoco es problema alguno, en ese caso deberás conservar una respiración equilibrada tanto cuando estés practicando yoga como en el transcurso del día. El hecho de equilibrar la inhalación y exhalación es crucial.

Tendrás que respirar de forma suave y lenta por medio de la nariz, ya que esto hará que inicie cada fase de la respiración y que cada una de estas sea uniforme. Generalmente, la inhalación y la exhalación suelen ocurrir con mayor rapidez y facilidad en el inicio que en el final.

Cuando estás experimentando un ataque de pánico, es importante que te centres en la exhalación. Deberás hacer que tu exhalación se realice con mayor lentitud y profundidad que la inhalación ya que esto ayudará que el sistema nervioso ralentice el ritmo cardíaco y la tensión arterial, lo cual es muy efectivo para calmarte.

La realización de posturas de yoga que tengan mayor vigor al inicio de la sesión hará que se acelere el ritmo cardíaco gradualmente para que luego se continúen con las posturas más fáciles y así proceder al proceso que te permitirá relajarte estando en silencio tu mente.

La efectividad del yoga al calmar un ataque de pánico

El yoga te ayudará a hacer a un lado las tensiones que te afectan profundamente y te restaurará los ritmos cardíacos equilibrándolos además de que también aliviará tu sistema nervioso. En la ejecución de las distintas posturas, es crucial que se mantengan consistentes los músculos, que se sujeten estos aún más de los huesos. El motivo por el cual se hace énfasis en los músculos es que esto brinda distintos beneficios, tales como un efecto que aísla y alivia el sistema nervioso.

Yoga contra ataques de pánico

Las asanas permiten quemar la energía nerviosa que influyen enormemente en los ataques de pánico, y sin lugar a dudas realizar ejercicios de respiración en donde se incluya la respiración abdominal y se prolongue la exhalación más que la inhalación, ayudará considerablemente a que disminuyan los síntomas que caracterizan a todo ataque de pánico.

Asimismo, si practicas con cierta frecuencia el yoga, podrás optimizar la sensibilidad de tu interior y esto es excelente para la detección temprana de los ataques de pánico y así poder actuar lo antes posible para evitarlos o disminuir su intensidad. No cabe duda que mientras más pronto trates un ataque de esta índole, la eficiencia será mayor.

Las 5 Mejores Postura de Yoga para Mejorar la Digestión

Como realizar yoga para mejorar la digestión

¿Has escuchado hablar de las posturas de yoga para mejorar la digestión? Es parte de tu rutina cotidiana comer varias veces al día, y aunque sea algo que se hace con tanta frecuencia se le resta importancia al proceso fundamental con el cual el cuerpo aprovecha al máximo los nutrientes que se ingieren con los alimentos, y este proceso es llamado digestión.

La digestión se basa en la transformación de las sustancias complejas de los alimentos en sustancias de menor complejidad, para que así puedan alimentar a las diferentes células de organismo.

En palabras sencillas, el proceso digestivo es el que se encarga de descomponer los alimentos y líquidos que se consumen para disminuir el tamaño de las moléculas, convirtiéndolos así en proteínas, vitaminas, hidratos de carbono y grasas, destacando que posteriormente todos estos los absorben el torrente sanguíneo.

A diario todas las personas ingieren alimentos y por lo tanto se lleva a cabo el proceso digestivo. Asimismo, los alimentos son la manera en la que el cuerpo obtiene la energía que precisa y en la que se nutre para que las células tengan combustible y otros procesos del cuerpo se puedan ejecutar.

La digestión es realizada por el sistema digestivo, y este está conformado por distintos órganos tales como el páncreas, el hígado, la vesícula biliar y por supuesto el tracto digestivo. Todas las partes que constituyen al aparato digestivo están sincronizadas entre sí para que la digestión sea realizada exitosamente.

 Posturas de yoga para mejorar la digestión

En cuanto al tracto gastrointestinal, se puede definir como un tubo de gran longitud que está compuesto por órganos cóncavos, el mismo empieza desde la boca y finaliza en el ano.

Estos órganos cóncavos que forman parte de tracto gastrointestinal son el intestino grueso, el intestino delgado, el estómago, el esófago y la boca, incluyendo por supuesto el recto y el ano. En cuanto a los órganos que tienen solidez se encuentran la vesícula biliar, el hígado y el páncreas.

Para que se lleve a cabo el proceso digestivo, también se precisa que otras partes del cuerpo intervengan, tales como las bacterias que se encuentran en el tracto gastrointestinal y algunas zonas del sistema circulatorio y del sistema nervioso.

¿En cuánto tiempo se hace la digestión?

La duración del proceso digestivo puede variar en cada persona, sin embargo lo usual es que la digestión se realice por completa en un lapso de tiempo que oscile entre las 24 a 72 horas.

El tiempo va a depender de las porciones de comida que se consumieron y de cuáles alimentos conformaban tal comida. La rapidez de la digestión también se ve influida por el género de la persona, su metabolismo y la salud de su sistema digestivo.

En el inicio, los alimentos que se ingieren se trasladan a gran velocidad mediante el sistema digestivo, considerando que en un lapso de 8 horas tales alimentos han recorrido el estómago, el intestino delgado y el intestino grueso.

Cuando los alimentos ya se encuentran en el intestino grueso, los mismos ya estarán un poco digeridos aunque aún les falta más tiempo y por lo tanto el cuerpo por lo general hace que permanezcan como mínimo un día más para que se descompongan correctamente. Este tiempo varía según el género de la persona ya que en las mujeres la descomposición suele demorar 45 horas mientras que en el hombre 35 horas.

Asimismo, el proceso digestivo también dependerá en gran medida del alimento ingerido, ya que las carnes y el pescado se demoran más tiempo en digerirse adecuadamente debido a que las proteínas y las grasas están compuestas por moléculas compuestas y por ende el cuerpo tarda más horas en asimilarlas.

La importancia de una buena digestión

La salud de cada persona, depende mucho de que el proceso digestivo se realice correctamente, ya que si el mismo se lleva a cabo exitosamente también estarías beneficiándote en el sentido de controlar tu peso y por lo tanto tener buena figura. La razón de esto es que cuando digieres bien a los alimentos, obtienes los nutrientes y las calorías que tu cuerpo necesita para realizar sus funciones.

Si sucede el caso contrario de que no digieres bien a los alimentos, empezarás a llenarte de toxinas y las mismas pueden conllevar a que desarrolles enfermedades o se te complique la salud.

Asimismo, los alimentos es la manera principal mediante la cual el cuerpo obtiene los nutrientes necesarios y por lo tanto, algunos elementos básicos como lo son los hidratos de carbono, las grasas y las proteínas, si los mismos no se procesan correctamente y se quedan en su estado natural entonces el organismo no podrá asimilarlos.

Beneficios del yoga para mejorar la digestión

Para que el cuerpo sea capaz de nutrirse, debe realizarse de manera correcta todo lo que respecta al proceso digestivo, empezando por masticar los alimentos, ingerirlos y que luego los mismos se mezclen con los líquidos del estómago para que procedan a desintegrarse y los nutrientes se asimilen efectivamente.

Las posturas de yoga para mejorar la digestión

En la actualidad es bastante común que las personas padezcan de problemas digestivos, que sientas las digestiones pesadas, duraderas y con molestias; en las cuales suelen presentar síntomas como flatulencias y/o reflujo. Esto como consecuencia del estilo de vida que se lleva hoy en día, ya que las personas viven con muchas presión, ajetreados y por ende no se alimentan de una manera sana y balanceada.

No obstante, con el yoga para mejorar la digestión es posible mejorar considerablemente el proceso, ya que hay asanas con las que se puede estimular el aparato digestivo de manera tal que realice sus funciones con más facilidad y sin generarte molestias al hacerlo.

Trikonasana

Con esta posición de yoga para mejorar la digestión, deberás colocarte de piel y dar un paso hacia adelante con tu pierna izquierda, deberás estirarla para que forme una rectilínea. Tu pierna derecha la tendrás que mover un poco hacia adelante, menos que la otra, y luego la giras con tu pie hacia el exterior formando un ángulo de 45°.

Posteriormente tienes que apoyar tu manera derecha encima de tu espinilla izquierda o si es posible en el piso y elevar tu mano derecha apuntando hacia el cielo. Tienes que estirar la cabeza hacia el frente. Cuando termines de realizar esta postura, repites el mismo procedimiento pero con la pierna contraria.

Paschimottanasana

Para realizar esta postura de yoga para mejorar la digestión, siéntate en el suelo extendiendo tus piernas hacia el frente, luego inhala y eleva tus manos por encima de tu cabeza, exhala e inclina tu cuerpo hacia adelante, lo máximo que puedas. Tu columna deberás estirarla manteniéndola recta. Esta postura deberás conservarla mientras realizas alrededor de 15 respiraciones.

Setu Bansha Saravangasana

Primero deberás acostarte, para luego apoya las plantas de los pies lo más cerca que puedas de tu trasero, exhala y empuja tus pies y tus brazos haciendo presión en el sueño mientras que vas estirando tus rodillas hacia el frente. Tienes que realizar 10 respiraciones mientras realizas esta asana y luego lentamente regresas a tu posición de inicio.

Como realizar yoga para mejorar la digestión

Savasana

Acuéstate sobre el suelo boca arriba y lleva tus rodillas hacia tu pecho neutralizando así tu columna vertebral. Luego, deja que naturalmente tus piernas vayan descendiendo y queden extendidas sobre el piso y a la vez reposas tus manos colocándolas encima del piso al nivel de tus caderas y con las palmas hacia arriba.

Adho Mukha Svanasana

Para efectuar esta postura de yoga para mejorar la digestión, empieza colocándote en la postura de tabla apoyando tus manos sobre el piso, dejando una distancia entre ellas similar a la anchura de tus hombros, y en cuanto a tus pies deberás separarlas a una distancia que se iguale a la anchura de tu cadera.

Cuando ya te encuentres en esa postura, haz uso de tus músculos centrales para que lleves tu cadera hacia atrás y elevarla un poco. Luego flexionas un poco tus rodillas para que se estire la columna vertebral y tus hombros se abran.